¡Vuelve un minuto para tí!

 

¡Buenos días!

¿Me acompañas a por un viernes extraordinario? ¡Vuelve  un minuto para ti!

Tras las peticiones de los resultados obtenidos, para mi es un placer hacerlo.

Vamos a ir alternando las semanas de atención plena con los chutes de energía.

Recordemos que, cuando nuestra atención y nuestra energía están enfocadas en el momento y en la tarea que nos ocupa se convierte en una experiencia extraordinaria, y cuando estamos en este estado, nos sentimos completamente vivos y fortalecidos.

Esto  se produce fácilmente cuando estamos con los cinco sentidos en lo que estamos haciendo, y esto es un recurso siempre disponible en todo momento.

Mientras más presentes estemos, más significado tendrá nuestra vida y nuestras experiencias.

Cuando vivimos con el piloto automático y nuestra mente está estresada o cuando nos perdemos en el pasado o en el futuro, se activa  la zona del prefrontal derecho, donde se albergan emociones que nos dañan. Sin embargo, cuando nos enfocamos en el momento, se abren nuevos canales en nuestro prefrontal izquierdo, vivimos emociones más positivas e intensas y lo que es muy importante entras en modo observación de los problemas y  desde ahí es más fácil ver la solución.

En el día de hoy nos cuesta mucho estar en este preciso momento, a pesar de los beneficios porque no nos lo enseñan, vivimos en el mundo de la prisa, de la falta de tiempo y de cantidad de estímulos externos que nos dificultan enormemente nuestra capacidad para estar en el aquí y en el ahora.

Prestamos atención a muchas cosas a la vez, el móvil,  lo que llamamos problemas y nos olvidamos de lo que está pasando en este preciso momento.

Tenemos nuestra mente  en cualquier sitio menos en el momento, y perdemos la visión de lo que está ocurriendo.

Siempre están ocurriendo cosas, pero no podemos verlas, oírlas, sentirlas, porque no nos abrimos a verlo. Cuando estamos enfocados en un problema, conflicto, en el tiempo tenemos visión túnel , no podemos ver lo que pasa a los lados.

No quiero que me hagas caso a lo que digo ¿Quieres acompañarme a verlo, oírlo y sentirlo?

Comenzamos :

Para los que todavía no habían participado, pon la alarma del móvil un minuto, si, solo un minuto.

Vamos a Anclarnos

Mantén tu atención concentrada en un punto fijo, puede ser algún objeto a ser posible que te guste mucho que te produzca buenas sensaciones y sentimientos, puede ser la ventana,  simplemente observa lo que hayas elegido, color, textura, todo aquello que te llame la atención y que hasta ahora quizás no habías observado, hazlo con mente inocente sin opinión o juicio, cuando tu mente divague, no te preocupes, recupera suavemente la atención.

¿Qué ha ocurrido cuando estabas observando? ¿Se te ha hecho largo?

¿Cuanto dura el tiempo?

Recuerda que durante el día puedes hacer el ejercicio, solo un minuto y puedes hacerlo en diferentes ambientes, cuantas más veces lo practiques antes percibirás que es vivir en momento presente y disfrutaras de una atención plena que hasta ahora no habías observado.  Recuerda también que no tienes que hacerme caso, prueba y lo experimentas por ti mismo.

¿No tienes un minuto para ti? ¿Para quién sino?¿ Qué decisión vas a tomar hoy?

Cuéntanos la experiencia.

¡Que tengas un día extraordinario!

www.isabelgarzon.com