Viajar en ferry a Ibiza: ¿Qué es lo que debe considerar?

Pocos lugares en el mundo gozan de la reputación de ser destinos de playa internacionales por antonomasia. La isla de Ibiza es uno de esos lugares y, para suerte española, se encuentra dentro de nuestras fronteras y es muy fácil de visitar.

ibizaLa mejor época del año para hacerlo, por supuesto, es el verano. Sin embargo, Ibiza no es únicamente playa y sol por lo que en todo momento es buena idea pasarse por una de las islas más hermosas del planeta. Y, aunque se viaje en verano, la planificación debe hacerse mucho antes.

Para llegar a Ibiza se puede ir tanto en avión como en ferry. Pero, asumiendo que no todos tenemos un manantial de dinero en las cuentas de ahorro, la mejor alternativa es hacerlo por mar, a sabiendas de que es más barato y resulta más cómodo si se viaja en familia. Viajar en ferry es una experiencia adicional que se le suma al viaje a la isla, por lo que se debe ir preparado para mirar los hermosos paisajes, deslumbrarse por las especies marinas que irán nadando a la par con su embarcación, así como aprovechar para conversar, tomarse algo y bañarse de sol mientras dure el trayecto.

Ahora bien, para que esto sea siempre beneficioso, nada mejor que considerar algunos factores previos.

Se puede reservar con antelación para evitar sorpresas

Reserve su ferry a / desde Ibiza en línea gracias a plataformas como OK-Ferry. Las razones para hacerlo no escapan de ningún razonamiento lógico.

Al tratarse Ibiza de uno de los destinos de playa –y de ocio- más buscados de España y de Europa, hacer las reservas para viajar hasta allá es una carrera contra el reloj. Por eso, aprovechar las oportunidades que da internet para hacer las reservas es lo mejor que pudo pasar. Lo más difícil de encontrar para ir a Ibiza es el traslado, porque su oferta hotelera es variadísima y muy extensa.

Así que, de antemano, se debe conocer el número de viajantes y hacer una reserva. Cuanto antes, mejor.

Se puede cargar con el coche para evitar gastos de transporte

Una de las galardonadas ventajas de viajar en ferry es la posibilidad de llevarse el coche. Para los que tienen coche, y lo usan todos los días, ir a la isla de Ibiza y dejarlo en casa no parece tener mucho sentido ni ser la mejor opción dentro del manojo de las posibilidades. Los gastos de transporte en una isla turística y exclusiva no son bajos, y el ahorro puede ser sustancial.

Un destino joven por predilección

Si se está pensando en una escapada con amigos, y todos son unos jóvenes con ganas de aventura y fiesta, no cabe duda de que Ibiza calzará perfectamente. Hacerlo a través de ferry es la mejor opción porque es muy económico y, para la forma de ser de todos estos amigos, resultaría mucho más cómodo.

Ibiza cuenta con innumerables discotecas, paradisíacas playas y sus internacionalmente conocidos mercados hippies o de artesanos. Allí, por muy bajo costo y con una breve caminata, se pueden conseguir verdaderas obras de arte a precios de billete de metro. Un destino para jóvenes, sin lugar a objeción.