Unos 250 agricultores se movilizan para pedir soluciones a la crisis de precios de la fruta

Unos 250 agricultores han recorrido esta mañana el trayecto desde la explanada del Sotet hasta Mercofraga para pedir soluciones a la crisis de precios del sector de la fruta y lo han hecho con unos 70 tractores y también en coches y a pie. De entre las reivindicaciones, la principal es el aumento del cupo de retirada de fruta.

Los fruticultores del Bajo Cinca, liderados por las cooperativas, organizaciones de productores y los sindicatos UAGA y ASAJA, han recordado que ésta campaña está siendo crítica para el sector de a fruta y que el agricultor está vendiendo su producto por debajo del coste de producción. También reconocen que no se trata de una situación puntual y que necesita ser abordada con profundidad. No obstante, ahora piden que se apliquen medidas urgentes como por ejemplo la retirada de cantidades extraordinarias de fruta por distorsión de mercado o la ampliación de las acciones para evitar especulaciones en la cadena de producción.

También solicitan que se pongan en marcha medidas económicas excepcionales como por ejemplo la condonación de las cuotas de la seguridad social, ayudas y moratorias para los préstamos o la reducción a cero de los módulos para la fruta dulce en el cálculo de la renta de 2017.

Han reclamado además medidas que solventen el problema estructural del sector basadas en la defensa de la agricultura profesional con agricultores, salvaguardándola de invasiones externas. Y exigen un análisis en profundidad de la realidad del sector, la reforma de los sistemas de gestión de crisis y un aumento de esfuerzos en promoción de la fruta dulce producida en España y de calidad.

El responsable de frutas de UAGA, Vicente López, ha recordado que “la retirada es una herramienta que la Unión Europea debe hacer efectiva en su totalidad” y ha defendido que “tiene que adaptar la cantidad de retirada a la cantidad de fruta que sobra, sino se está tirando el dinero de los contribuyentes sin solucionar el problema”. El secretario general de ASAJA Aragón, Ángel Samper, también ha hecho hincapié en la retirada como solución de urgencia. “La retirada de 10.000 toneladas es insuficiente, hemos pedido entre 30 y 40 toneladas”, ha concretado. También ha denunciado la situación en la que se encuentra el sector agrícola: “No podemos imaginar a un empresario de otro sector que emprende una acción empresarial, obtiene beneficios, y al final decide si pagarle o no al trabajador”.