Unas 200 personas celebran el Día del Medio Ambiente con las actividades organizadas por la DPH en el vivero provincial

Unas 200 personas, sobre todo público familiar, celebraron el Día Mundial del Medio Ambiente participando en las actividades que la Diputación de Huesca organizó en el Vivero Provincial durante toda la mañana de ayer.

La diputada de Desarrollo Territorial y Medio Natural, Maribel de Pablo, asistió a la jornada que dice “sirve para concienciar a la población de la importancia del cuidado y el respeto al medio ambiente y además a través de algunas actividades se demuestra que cada uno desde nuestras casas podemos hacer algo para frenar el deterioro del planeta”. Maribel de Pablo quiso también destacar que fue “una jornada muy didáctica y participativa”.

Las instalaciones del Vivero Provincial, un entorno rodeado de naturaleza, sirvieron para que mayores y pequeños conocieran diferentes alternativas de ahorro de energía, como una curiosa forma de cocinar unas lentejas simplemente encendiendo el fuego para calentar la olla y tapando ésta con una manta para retener el calor y poder apagar el fuego durante todo el proceso de cocción. O una cocina solar en la que se hicieron palomitas de maíz, con la que los niños han quedado encantados.

Otras actividades se centraron en la divulgación sobre el uso de energías renovables. Entre ellas tuvieron mucho éxito los barcos y coches teledirigidos con espejos gracias a la energía del Sol, o la fuente, también solar. Además, juegos que no requieren el gasto de ningún tipo de energía excepto la de la persona que quiera jugar, como son la tirolina, la cama elástica o la cuerda floja.

Además, los monitores del Aula itinerante de la Naturaleza ‘Félix de Azara’ desarrollaron la unidad didáctica ‘¡Tierra trágame!’, que llevan realizando con escolares altoaragoneses a lo largo de todo el curso escolar y que sirve para introducir el nociones medioambientales en las aulas del territorio. Así, los participantes aprendieron que existen diferentes tipos de suelos y la importancia de cuidarlos, también numerosas características de rocas y minerales que los niños y niñas conocieron a través de trucos de magia.

Sobre esta actividad didáctica Maribel de Pablo ha destacado que “cuando termine, dentro de diez días, unos 12.000 alumnos habrán realizado las actividades del Aula de la Naturaleza”.

“Lo que vemos aquí se ha hecho ya en las diez comarcas altoaragonesas con alumnos de todo el territorio y es una actividad con la que la Diputación trata de llevar la educación medioambiental a los jóvenes del Alto Aragón, pues es un tema que preocupa y ocupa a la institución y que seguiremos apoyando”, añadía Maribel de Pablo.

También, mientras lo más pequeños aprendían que en la vida animal también son importantes la amistad y la cooperación para la resolución de problemas, los más mayores conocían la realidad y los conflictos socio ambientales que se producen para conseguir determinadas materias primas que componen productos que utilizamos a diario, como puede ser la ropa o los teléfonos móviles.

Los asistentes también pudieron llevarse como obsequio una planta autóctona. Este tipo de actividades se realizan cada año con motivo del Día del Medio Ambiente con el objetivo de concienciar a los ciudadanos de la importancia del respeto al medio natural. Además, desde la Diputación se fomenta la divulgación en ese sentido a través del Aula de la Naturaleza y también con los Premios Félix de Azara, que promueven las iniciativas encaminadas a conseguir un uso sostenible de los recursos naturales.