Un minuto para el enfado

¡Buenos días!

Cuando nos encontramos en una situación complicada, una situación difícil, un conflicto, un síntoma, los sentimientos y las emociones automáticamente se apoderan de nuestro cuerpo y nuestra mente y muchas veces perdemos el control, nos dejamos llevar por todo eso, desconectándonos de la propia realidad que estamos viviendo.

En el momento en que vivimos aprendemos a darle mucha importancia a los pensamientos, a nuestra parte racional y dejamos de escuchar a nuestro cuerpo y nos dejamos llevar por el piloto automático.

No nos damos cuenta que si nos desconectamos del cuerpo, este nos puede avisar en forma de síntoma.

El cuerpo y las emociones van de la mano, cuando uno habla el otro reacciona. Recordemos que las emociones no son ni buenas ni malas, simplemente son.

El enfado para poder gestionarlo tenemos que conocerlo.

El enfado es la emoción que nos ayuda a pasar a la acción, es una emoción básica en el ser humano junto  con el miedo/ansiedad, la alegría y la tristeza, que aparece cuando  de forma biológica y evolutiva interpretamos una amenaza, es decir cuando interpretamos que alguien o algo es un peligro para nosotros, gracias a ella generamos una especie de energía que nos ayuda a reaccionar ante el medio, el enfado nos prepara para movernos.

Cuando percibimos amenaza se producen cambios en nuestra fisiología y en la manera de pensar, haciendo que en muchas ocasiones actuamos antes de considerar qué es relevante para tomar una decisión sobre cómo comportarnos.

Cuando la emoción de la ira, el enfado entra, damos lugar a la urgencia evolutiva, instinto de sobrevivir, proteger.

¿Qué pasa cuando no gestionamos un enfado? Al no expresarlo se queda la emoción incrustada en el cuerpo y va a manifestarse en forma de tensión, aceleración de la respiración, aumento del ritmo cardíaco, malestar físico, dolores de cabeza etc...

Hoy

Programa tu minuto,

Observa una situación de enfado., como si la vieras en una pantalla de TV, observa lo que ves , lo que escuchas, y cuál es el momento en que empiezas a sentir la emoción ... únicamente observa la situación desde fuera .. No opines ..Solo observa ..ahora ¿De qué te has dado cuenta? ¿Cambiarías algo?

¿Qué ha ocurrido?

Aprovecha durante el día , a utilizar un minuto para seguir observando esa u otro situación de enfado ..

Mañana más...

¡Vamos a por un día extraordinario!

¡Crees que puedes cambiar el enfoque para hoy? ¿Cómo?

www.isabelgarzon.com