Un minuto de sensaciones

¡Buenos días!

¿Has podido notar alguna diferencia de estar contigo un minuto?

Un solo minuto de conciencia plena puede ser un disparador muy potente para darnos cuenta de en qué momento estamos.

Son tantas las distracciones que tenemos, las prisas, estar a todo, que nos perdemos en algo muy importante, NOSOSTROS, nos dejamos una y otra vez para luego, nos enfocamos en lo externo sin darnos cuenta de algo muy importante, ¿Y YO QUE?

Luego  echamos la culpa al tiempo, a los hijos, a la pareja, al trabajo, que nos quita de estar con nosotros,. Observa, ¿de verdad crees que es el trabajo...los hijos...el jefe.... te quitan algo? se sincero contigo mismo y déjate de excusas, no hay nada como culpar a lo externo para no responsabilizarse de la situación.

Si no echas gasolina al coche ¿A dónde te va a llevar?, Si no llenas la nevera ¿qué crees que puedes comer?..Si no te dedicas tiempo a tus células, a tu cuerpo, a tus pensamientos, a tus emociones, ¿qué crees que puede hacer este por ti?

Un minuto implica pequeños cambios, paulatinos, pequeños minutos de conexión con tus pensamientos, con tu cuerpo, con tus emociones, la mayoría de las veces, no sabemos ni que es lo que sentimos.

Pequeños minutos abren la conciencia, y los cambios vienen solos, pero nada ocurre si no tenemos un poco de disciplina, cuando estás presente contigo mismo y con el momento presente sintonizas con tus sentidos, empiezas a saber que te tensa y puedes cambiarlo, comienzas a sentir desde el cuerpo, puedes concentrarte, y sobretodo disfrutas de las pequeñas cosas que antes no veías, no cambias tu vida sino que te enamoras de ella.

y ahora mírate al espejo para responderte, ¿no tengo un minuto para mí? si no tengo un minuto para mi ¿para quién si no ? ¿Crees que el tiempo para los demás es más importante que el tuyo?

Todo empieza desde uno mismo, no lo olvides, todo lo que no te des a ti, no puedes dárselo a nadie.

Así que ¿me acompañas un minuto?

Descálzate, percibe la sensaciones de los pies al pisar, camina prestando atención a las sensaciones de tus pies, muévete en una dirección, siente como te sientes cuando tocas el suelo y cuando el pie se levanta, presta atención a todo lo que ves y lo que sientes.

Si aparece algún pensamiento, tranquilo, mentalmente dices ahora es mi minuto, y vuelves a prestar atención a los pies.

Este ejercicio lo puedes hacer si estas en casa, si no estás en casa hazlo cuando estés, si ves un parque con un césped, hazlo, no te puedes imaginar las sensaciones, si estás en la oficina, escoge una parte de tu cuerpo, las manos, tus rodillas... la parte del cuerpo que quieras prestarle atención, se trata de prestar atención activa.

Cuanto más trabajamos estos pequeños espacios las regiones del cerebro que tienen que ver con el aprendizaje y la memoria se ensanchan. La amígdala que es esa zona del cerebro que reacciona a las amenazas se refuerza, se mejoran las conexiones cerebrales y muchos beneficios más.

Pero no me hagas caso y prueba, ¿Qué es lo peor que puede pasar?

¿No tienes un minuto programado a lo largo del día? ¿En serio?

Tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán.

¿Contéstame a una pregunta? ¿Entrarías en el programa un minuto para ti diario para ser más consciente y aprender a enamorarte de tu vida?

¡Que tengas un día extraordinario!

www.isabelgarzon.com