Un minuto de Ilusión

¡Buenos días! La ilusión hace que cada momento de la vida sea un diamante, algo especial, único; cuando vivimos con ilusión nos motivamos a visualizar, a desear todo aquello que queremos vivir, de manera que disfrutamos mientras lo estamos proyectando acercándonos a nuestros proyectos. La ilusión es el sentimiento interno que nos hace disfrutar antes de que haya sucedido; cuando nos ilusionamos nos estamos enfocando con la mayor de las energías, potenciando así una magia interna que nos llevará aún más a nuestros propósitos, porque estaremos viviendo cada instante con ese movimiento interno que invita a disfrutar. Observa a un niño; sus ganas y su ilusión hacen que todo para ellos sea posible, ellos creen y eso les hace posible ver, se ilusionan con un nuevo compañero; cuando escriben la carta de los reyes magos, esa ilusión les hace vivir el momento presente intensamente. Con el paso del tiempo vamos perdiendo el creer para ver, porque descubrimos que no todo es posible y vamos perdiendo esa chispa y perdemos la capacidad de disfrutar el momento, además de que nos enseñan que hay que ver para luego creer. Si nos enfocamos en ver para creer, no seremos capaces de ver nada, es sólo una creencia que nos va a limitar constantemente. Sin embargo, la vida tiene mucho que darnos  y sorprendernos, sólo nos hace falta creer en ello. Es necesario volver a ilusionarnos por pequeñas cosas de la vida, recuperar los deseos,  los sueños en pequeñas cosas de la vida. Cuando pones tu energía en tus sueños con la ilusión de un niño sabiendo que todo es posible la vida te lo coloca en el camino de mil maneras, sólo hay que abrirse a verlas. La vida con ilusión es una vida llena de buenos momentos, pequeños instantes que suman que merece la pena vivir, porque nos llenan de satisfacción y felicidad, aunque haya otros momentos menos felices. No dejes de ilusionarte, de emocionarte, de creer que todo puede pasar, ponle foco a las ganas, ponle ganas a esas mariposas en la barriga que llegan cuando la ilusión pasea contigo y abre los ojos porque entras en el mundo de las infinitas posibilidades. Hoy programa un minuto, cierra los ojos y recuerda un momento en el que estabas lleno de ilusión, observa lo que ves, lo que oyes y lo que sientes, deja que se instale en tu cuerpo esa sensación, aumenta su intensidad, respíralo y mira qué ocurre; lo estás viviendo en este momento y te darás cuenta que todo puede ocurrir. Mientras que el corazón tiene deseo, la imaginación conserva ilusiones. Francoise René y hoy ¿qué es lo que deseas, qué te hace ilusión? Cierra los ojos e imagínatelo, como si ya se hubiera realizado. Observa lo que ves, lo que oyes, lo que sientes, crea todo el escenario, esta es otra herramienta muy potente que vamos a trabajar próximamente. ¿Quieres compartir la experiencia de un minuto para tí? ¡Que tengas un día extraordinario! www.isabelgarzon.com