Un equipo del Gobierno de Aragón, listo para la recepción en Sijena de las 44 piezas que Cataluña debe devolver mañana

El grupo, liderado por el director general de Cultura y Patrimonio, Nacho Escuín, llegará en la mañana del lunes para recoger los bienes

bienes sijena

Ya está todo listo para la recepción de los 44 bienes religiosos que la Justicia obliga a devolver a Aragón y que se encuentran retenidos en el Museo de Lérida. A las mejoras y compra de mobiliario que se han llevado a cabo en el Real Monasterio de Santa María de Sijena, se une ahora el operativo que el Gobierno de Aragón ha organizado para recibir las piezas, valorar su estado y depositarlas en los lugares ya preparados al efecto.

Un equipo, liderado por el director general de Cultura y Patrimonio, Nacho Escuín, llegará al monasterio a primera hora de la mañana y estará allí desplazado hasta las 22.00 para esperar el retorno del patrimonio expoliado a sus legítimos dueños, como consta en las decisiones judiciales que sucesivamente han ido dando la razón a las aspiraciones aragonesas.

Hay que recordar que mañana lunes, 31 de julio, se termina el plazo concedido por la jueza del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 1 de Huesca para la devolución de estos bienes, en poder de Cataluña, y que tendrían que haber retornado ya hace un año.

El pasado verano, la Generalitat ya incumplió los plazos para devolver los bienes de Sijena, de los que solo envió 51 que se encontraban en el Museo Nacional de Arte de Cataluña. Faltan por tanto 46 piezas: dos que Cataluña dice que ha extraviado y las 44 que duermen en el Museo de Lérida, la mayoría sin exponer, y que deben volver a Aragón mañana como fecha límite.

Para su exhibición, el Departamento de Educación, Cultura y Deporte ha invertido más de 400.000 euros, que se han destinado a la rehabilitación y acondicionamiento de los antiguos dormitorios y la sala capitular del monasterio, que se encuentran en perfectas condiciones. En concreto, se han instalado seis módulos parabanes para exhibir los bienes en forma de bastidor de madera, además de la iluminación necesaria para su mejor lucimiento.

En la actualidad, allí se puede visitar la exposición de los 51 bienes que Cataluña devolvió en julio de 2016. Entonces, la Generalitat incumplió el fallo judicial de retornar la totalidad de los 97 bienes.