Un anuncio inspirador, "es imposible parar de vivir"