Tu enfoque, te da el problema o la solución.

¡Buenos días!

Hay momentos en la vida en los que te sientes perdido, en los que mires por donde mires no encuentras la salida. Te encuentras en el desierto del miedo, de la desesperación, de la incomprensión.

Encuentras miles de obstáculos para caminar por el desierto: hace mucho calor, estás cansado de caminar, no tienes recursos, sin rumbo fijo, perdido en el desierto… pero si te fijas, para llegar a tu destino, a tu objetivo, a veces hay que atravesar el desierto.

Desde ahí es muy difícil ver la posibilidad de algo mejor, ver que hay soluciones, pero siempre hay un pozo en el camino materializado de cualquier manera: una persona, otra situación, depende del enfoque que le demos a lo que sucede, vemos el pozo de las posibilidades o ni siquiera somos capaces de verlo.

Lo que sí podemos hacer es enfocarnos en la parte positiva, en primer lugar sabiendo que las circunstancias en las que estamos son las que tienen que ser, todo lo que nos ocurre por malo que parezca tiene una intención positiva, y quizás es lo que tienes que experimentar y no podrían ser de otra manera porque es  lo que necesitas para subir al siguiente nivel, desde el entendimiento, la comprensión y la coherencia.

A lo largo de la vida, cada uno de nosotros atraviesa diferentes desiertos.

Es en estos momentos donde encontramos fortalezas que jamás habríamos pensado que teníamos y que a pesar de todo hay cosas que siguen despertando una sonrisa, que siempre hay un motivo por el que seguir andando en el desierto y que a medida que vayas caminando con la actitud adecuada verás agua en el desierto.

Recuerda que, en medio de la oscuridad, tiembla firme, la luz de la esperanza…

Encontrar agua requiere, actitud y autoobservación.

Observa la situación  y fíjate en a qué le prestas atención.

Y a eso a lo que le prestas atención ¿qué significa para tí?

Cuando cambias la actitud frente al desierto y ves en qué te enfocas, puedes redirigir tu enfoque para ver todas las oportunidades que tienes de ver la salida.

¿En qué te enfocas cuando estás en el desierto? Y ese enfoque ¿qué significa para ti?

Si sigues mirando desde ese enfoque ¿crees que podrás ver el pozo?

¡Que tengas un día extraordinario!

www.isabelgarzon.com