Tres días de elaboración y una masa madre de más de 60 años, secretos del nuevo panettone cien por cien natural de Pastelería Ascaso

Tres días de elaboración y una masa madre de más de 60 años, procedente del obrador del denominado "Papa del panettone". Esos son los secretos del nuevo panettone de Pastelería Ascaso, que hasta ahora no había elaborado este dulce: "Nunca habíamos trabajado esta creación de origen italiano y la lanzamos al mercado tras muchos meses de trabajo e investigación, que comenzaron en junio formándonos en nuestro obrador con el maestro italiano Rolando Morandin, conocido como ‘El Papa del panettone’", indica Sura Ascaso, responsable de Desarrollo de Negocio de la empresa oscense.

 

El alto conocimiento de Morandin se aúna con la amplia experiencia pastelera de Ascaso, avalada por sus 128 años de historia, y la elección ingredientes de primera calidad, cien por cien naturales, sin colorantes ni conservantes, y trabajados con todo el cuidado artesanal: "Ninguno está seleccionado al azar -indica Sura Ascaso-: la harina es de trigo blando, especial para masas fermentadas; la mantequilla empleada es de categoría 'premium', las frutas no tienen aditivos y los chocolates siguen estándares de máxima calidad.

 

El proceso de creación dura tres días, por lo que requiere gran dedicación artesanal: el punto de fermentación ha de ser exacto, el tiempo de reposo justo y la cocción óptima". En la elaboración de su primer panettone, Pastelería Ascaso ha apostado por trabajarlo en tres sabores diferenciados: clásico (con pasas de corinto, naranja confitada y glasa con almendra), naranja-chocolate (con naranja confitada y baño de gianduja) y limón-maracuyá (fresco e innovador, con limón y cobertura de chocolate de maracuyá de Valrhona).

 

El equilibrio de sabores conseguido da como resultado un panettone ligero, jugoso y muy agradable en boca. El gran secreto de este dulce reside en la masa madre con la que ha sido creado, puesto que tiene más de 60 años de vida y procede del obrador de Morandin. Para mantenerla en perfecto estado recibe auténticos cuidados: se refresca cada día, se fermenta y se controla su acidez, lo que hace que su nivel de digestibilidad sea excepcional.

 

Los nuevos panettones también estrenan packaging, óptimo para hacer un regalo, incluso a distancia, ya que se pueden enviar a través de la pastelería online www.pasteleriaascaso.com (con mensajes personalizados). Se trata de cajas individuales cuadradas con los colores de Ascaso y asas de cordón. Además de en la tienda online, los panettones se venden en los tres puntos de venta propios de Ascaso: Madrid (Zurbano, 25), Zaragoza (Arquitecto Yarza, 5) y Huesca (Coso Alto, 9).