Todo lo que tienes que saber antes de visitar Formigal-Panticosa

Continúa la temporada en las estaciones de esquí del Pirineo aragonés y cada vez son más los visitantes que deciden acercarse hasta Formigal y Panticosa. Un tándem que cuenta con 140 pistas y 180 kilómetros esquiables, un paraíso para los amantes de los deportes de nieve.

A menos de una hora de distancia hotel en Jaca encontramos establecimientos que cuentan con spa, pista de golf y habitaciones completamente equipadas para que el esquiador pueda relajarse y no preocuparse absolutamente de nada tras una agotadora jornada de esquí.

Si por algo se caracteriza Panticosa es por su ambiente familiar, conectada con frecuencia de minutos por ‘ski-bus’ a Formigal, esta estación es idónea para aquellas personas que se quieren iniciar en el esquí, aunque también ofrece pistas para los expertos y más atrevidos. El entretenimiento para los más pequeños se sucede cada fin de semana en la Terraza de Aramon Kids donde el equipo de animación prepara divertidas actividades.

Formigal también es conocida por su fiesta, no hay nada mejor que alargar la jornada de nieve con un ‘après ski’, Marchica ya se ha convertido en una de las fiestas invernales más populares de toda España. El escenario se ubica en la zona de Sextos de conciertos, dj’s y fiestas temáticas amenizan a los asistentes hasta altas horas de la madrugada.

Para iniciarse en los deportes de Nieve, encontramos la Escuela Española de Esquí de Formigal cuenta con más de 200 profesionales que imparten clases a pequeños a partir de cuatro años en modalidades como esquí al pino o snowboard, además de un programa titulado ‘Esquí para todos’ donde desde la estación intentan eliminar cualquier barrera para que personas con prácticamente cualquier tipo de discapacidad puedan disfrutar de alguno de los deportes de nieve.

Formigal ofrece una experiencia única en Las Mugas, un espacio exclusivo a 1.800 metros de altitud para pasar la noche bajo las estrellas y disfrutar de la aventura, la gastronomía y privilegios del entorno.

Para las personas que quieran practicar deportes como raquetas de nieve o esquí nórdico pueden acercarse hasta el valle de Portalet, en la estación de Formigal. En la zona de Petrosos en Panticosa hay también una zona para raquetas de nieve, deslizarse en trineo o aprender divertidos deportes de invierno y hacer muñecos de nieve y jugar en familia. A este parque se une el bosque animado a través de un recorrido especial donde los esquiadores puede interactuar con diferentes elementos y superar obstáculos.