Tipos de indemnizaciones por accidente de tráfico que puedes reclamar

El verano es la época favorita de muchas personas, hay más horas de sol y podemos salir más. Pero al incrementarse los desplazamientos también aumenta el riesgo de sufrir un accidente. De ahí la importancia de conocer qué tipo de indemnización por accidente de tráfico puedes reclamar si has sufrido daños o lesiones.

¿Qué tipos de indemnización por accidente de tráfico existen?

No todos los daños derivados de una colisión son iguales, por eso las indemnizaciones tampoco lo son.

En primer lugar se encuentran las indemnizaciones por fallecimiento. La cuantía a pagar es el resultado de sumarle al perjuicio patrimonial básico que supone para una familia perder a uno de sus miembros, los gastos específicos relacionados con el fallecimiento (traslado del cuerpo, repatriación, funeral, entierro, etc.)

En el caso de indemnización por lesiones permanentes el objetivo de la misma es intentar mejorar la calidad de vida del afectado, que habrá perdido parte de su autonomía personal. En este supuesto la cuantía incluye la valoración de los daños y perjuicios derivados del accidente vinculados con los gastos de asistencia médica.

Tratándose de indemnizaciones por lesiones temporales se pueden distinguir tres casos:

  • Perjuicio personal básico: es sufrido por el lesionado desde el momento del accidente hasta su recuperación total o hasta que las lesiones se convierten en secuelas.
  • Perjuicio personal patrimonial: este concepto hace referencia a la indemnización de los daños morales sufridos por la persona que ha visto afectada su autonomía o su desarrollo personal.
  • Perjuicio patrimonial: valora el daño emergente (gastos médicos y otros gastos de asistencia sanitaria que sean resarcibles) y el lucro cesante (lo que deja de ganar la víctima por estar en fase de recuperación de las lesiones).

En definitiva, la indemnización por accidente de tráfico va a cubrir los daños físicos sufridos por una persona y el tratamiento médico necesario para la recuperación, pero también los daños morales e incluso el lucro cesante.

¿Cómo se calcula la indemnización?

Para calcular la cuantía que se debe abonar en cada caso se atiende a la Ley 35/2015, de 22 de septiembre, y al Real Decreto 1148/2015, de 18 de diciembre, que son los que establecen los baremos de indemnizaciones.

La importancia del asesoramiento profesional

Las indemnizaciones por accidentes de tráfico pueden llegar a ser muy altas, de ahí que las aseguradoras siempre intenten pagar a la baja.

Un accidente es una situación lo suficientemente grave como para procurar que los afectados reciban al menos una compensación económica que les ayude a sobrellevar la situación. No se merecen que nadie intente recortar sus derechos y pagarles menos de lo que les corresponde.

Precisamente por ello, ante un accidente lo más recomendable es ponerse en manos de abogados especialistas accidentes de tráfico. El letrado se encargará de todos los trámites para que su cliente cobre la indemnización que le corresponde.

Contar con un abogado especializado permite ademas al afectado y a su familia afrontar la recuperación con mayor tranquilidad, sin tener que estar de trámites con la compañía aseguradora.