Se instala una familia numerosa en Salas Altas gracias al programa Pueblos Vivos

salas familiaAragón es una de las comunidades de España que sufre más la despoblación. Una de las características de su geografía es que está formada por diversos núcleos de población reducidos y muy distantes unos con otros, exceptuando las grandes capitales como Zaragoza, Teruel o Huesca. Por este motivo se ha puesto en marcha una acción particular destinada a frenar esta despoblación.

El CEDER Somontano junto con la Comarca ha emprendido un proyecto en colaboración con otros doce ayuntamientos que empieza a dar sus frutos.  Gracias a él se acaba de instalar una familia numerosa en Salas Altas. Son David y Nuria, de 29 años, que junto a sus cuatro hijos recogieron sus cosas desde Armenteros (Murcia) para vivir en esta localidad del Somontano. Reconocen que sus vidas han dado un giro de 360 grados, que por fin duermen bien y que se sienten felices. Se enteraron de este proyecto por Internet y mandaron su solicitud al ayuntamiento de Salas Altas que les respondió de manera positiva. Así emprendieron una nueva vida y ya conocen a más familias interesadas. Y es que vivir en una localidad pequeña, como ellos reconocen, no tiene nada que ver… “los niños disfrutan más y tú también viéndoles crecer en la calle”. El censo de Salas Altas es ahora de 305 vecinos y ya hay 12 alumnos en la escuela.

La nueva familia vive en una vivienda propiedad municipal ubicada en el edificio de la escuela.

El programa Pueblos Vivos se extenderá a otras zonas de la comunidad como Cinco Villas, Maestrazgo o Gúdar-Javalambre.