Repuestos de automóvil: elevalunas eléctrico

Los elevalunas eléctricos de los automóviles son los encargados de dar movilidad a las ventanas en sentido descendente y ascendente. Este sistema presenta un motor que es el encargado de realizar dicha maniobra. De igual modo, incluye unos mandos en el salpicadero de las dos o cuatro puertas en función del modelo del coche para enviar las órdenes de subida o bajada a dicho motor. Este componente del vehículo es uno de los más utilizados por lo que a su vez sufre un mayor deterioro. En ocasiones son problemas de fácil solución y en cambio en otras debemos acudir a una tienda de repuestos física o una tienda online.

 

¿Cómo podemos detectar un problema en el elevalunas?

Si accionamos el botón de mando del elevalunas y comprobamos que no funciona o no funciona correctamente deberemos seguir los siguientes pasos:

  1. En primer lugar debemos detectar si falla una venta o cuantas ventanas fallan.
  1. Cuando tengamos claro cuál es la que falla debemos dirigirnos a la caja de fusibles y comprobar si aparece alguno quemado o deteriorado. En caso de ser así, sustituiremos el fusible con la ayuda de unas pinzas o un tipo de alicate plano.
 

En el caso contrario, si los fusibles se encuentran en buen estado significa que el problema es algo más grave. En este sentido, deberemos desmontar la parte interna de la puerta que contiene la ventana dañada, retirando previamente los componentes que sea necesario. Una vez desmontada podemos encontrarnos con diversos problemas como:

  • Que el botón interruptor esté dañado
  • El sistema eléctrico no funcione correctamente
  • El motor u otra pieza que activa el elevalunas no haga su función

¿De cuantas partes se compone un elevalunas eléctrico?

Los elevalunas eléctricos de coches se dividen básicamente en dos partes: el motor y mecanismo del elevalunas. En este sentido, los problemas más frecuentes suelen darse en el mecanismo del elevalunas debido a que incluye en su composición diversos elementos dotados de movilidad que pueden dar fallos.

Igualmente, el motor es otro elemento que puede generar averías normalmente. Si presionamos el botón de mando y no recibimos respuesta alguna, es probable que tengamos que sustituir el motor. En este sentido, dependiendo del fabricante del elevalunas o de la marca y modelo del automóvil, nos podemos encontrar todo en una sola pieza. En este caso deberemos cambiarlo todo ya que no se puede comprar de manera individual.

 
Consejos ofrecidos por   autoescuelagongora.com y  autoescuelaencordoba.com