Remontada por partida doble del SD Huesca

Siempre sin reblar, los oscenses consiguieron remontar tanto en el partido como en la clasificación. Imponiéndose dos veces en el marcador, los de Rubi logran tres puntos muy importantes con los tantos de Moi Gómez, David Ferreiro y los dos del Cucho Hernández. La SD Huesca tenía un nuevo reto: lograr una victoria en el Heliodoro Rodríguez. Y no iba a ser fácil porque, en los últimos cinco partidos, los tinerfeños habían conocido la victoria y llegaban en una muy buena racha. Ante este panorama, los de Aragón demostraron que no iban a dejarse amedrentar por el ambiente canario y fueron un buen equipo, sabiendo muy bien lo que hacer en cada momento. Con el gran apoyo de la afición desplazada a Tenerife, los azulgranas fueron un verdadero quebradero de cabeza para los insulares y consiguieron tres puntos de oro para volver a dormir en primera posición. Rubi quería sorprender desde un primer momento y propuso un once con novedades. El alicantino, Moi Gómez, sería el acompañante de Sastre en el centro del campo, haciendo que Gonzalo Melero adelantara su posición a mediapunta. Mientras, el elegido por el catalán para jugar por la banda izquierda sería Álvaro Vadillo, que desequilibró en más de una ocasión a la zaga tinerfeña. Los locales empezarían a ser más atrevidos ofensivamente y desplegaron un gran juego a través de pases en largo hacia las bandas, intentando sorprender a los de Aragón. La SD Huesca no se dejaría llevar por el dominio de los de Joseba Etxeberría y, también, empezaría a acercarse a la portería de Dani Hernández. El Cucho tendría la primera oportunidad clara a los nueve minutos. El colombiano recogió un balón suelto en el centro del campo, avanzó unos metros y, sin pensárselo dos veces, tiró buscando los tres palos pero no tuvo suerte. Un minuto después, Víctor Casadesús dispondría de otra ocasión de volea y fuera del área, pero el esférico se iría muy arriba de la portería de Remiro. A partir de esta situación, el partido se convertiría en un encuentro intenso y equilibrado, con ocasiones para ambos equipos y con un Gonzalo Melero omnipresente. El azulgrana fue una auténtica brújula para su equipo porque ayudaba tanto en defensa como en ataque. La mayoría del juego pasaba por sus botas y, gracias a un pase del mismo, Ferreiro tendría otra ocasión desde fuera del área haciendo que el guardameta venezolano hiciera una gran parada. Los dos conjuntos mostraron sus armas en ataque y no se amedrentaban ante ninguna situación. Esta vez, Bryan Acosta tendría otra oportunidad quedándose solo ante Remiro, pero el portero azulgrana estuvo muy rápido y repelió el balón sin ningún problema. En el minuto 29 llegaría el primer gol local, obra de Víctor Casadesús definiendo en el área tras un pase de la muerte. Sin ninguna duda, a los oscenses les tocaba remontar y empezaron empatando el partido gracias a un gol de penalti del Cucho. El colegiado le mostraría la segunda amarilla a Carlos Ruíz y pitaría penalti a favor de los de Rubi. El colombiano sería el elegido para tirarlo y disparó abajo a la derecha del portero venezolano logrando establecer las tablas en el Heliodoro Rodríguez. Los dos equipos intentaron imponerse en el marcador en los últimos minutos de la primera parte y serían los insulares los que lo conseguirían antes. Una vez más, Casadesus ganaría la espalda a la zaga aragonesa y recortaría ante Remiro enviando el balón al fondo de la red. El descanso les vendría muy bien a la SD Huesca para reorganizar su juego y sus ideas. Rubi sabía que jugaban con superioridad numérica y decidió meter más dinamita arriba dando entrada a Álex Gallar por Lluís Sastre. El aumento de la presencia ofensiva visitante supuso el segundo tanto del Cucho en el primer minuto de la segunda parte. El venezolano Alexander González se movería por el centro del campo e internaría un pase a un Cucho, en el área, para que definiera de cara a puerta. Con este gol, el insaciable delantero ya sumaba un doblete e impuso una vez más el empate en el feudo tinerfeño. El no reblar se hizo presente en el campo y, en el minuto 52, se consolidó la segunda remontada oscense con un tanto de Moi Gómez. Quedó un balón muerto en el área y el alicantino apareció para definir con potencia al fondo de la red. Impresionante el espíritu de los de Huesca para remontar dos resultados en contra en un mismo partido. El dominio de los oscenses siguió vigente y el técnico dio entrada al zaragozano, Luso, por Álvaro Vadillo. El catalán quería más solvencia atrás para cortar de raíz el peligro que demostraban los canarios al llegar al área y dió con la tecla. En los últimos minutos, el éxtasis llegaría para la SD Huesca con el gol de David Ferreiro. Moi Gómez abriría a banda izquierda ante la llegada del gallego y, el extremo, tiraría abajo con rosca al segundo palo, haciendo que no llegara el guardameta venezolano e imponiendo la alegría en la grada de la afición azulgrana desplazada a Tenerife. Importantísimos tres puntos para los aragoneses que lograron remontar hasta dos veces el partido. La garra y el espíritu de este equipo se hizo latente demostrando, una vez más, que no está nada decidido en los puestos de arriba. La SD Huesca está más viva que nunca y no va a poner las cosas fáciles. Con esta victoria, los de Rubi duermen líderes de la categoría, vuelven a su posición ansiada y no de pura casualidad. El sueño cada vez está más cerca y aquí no se rebla. https://www.sdhuesca.es/noticia/remontada-por-partida-doble