¿Qué significa para tí ?

¡Buenos días!

Tener una razón o un deseo es lo que nos hace movernos, es importante darle intensidad desde el cuerpo a nuestro objetivo, a nuestro deseo, porque cuanta más intensidad le demos con la mente y el corazón más fácil será.

Lo que hoy llamamos esfuerzo, dependerá de nuestra motivación, que no es otra cosa que significado, eso es lo que dará más intensidad, cuantos más significados tenga para nosotros nuestro objetivo, más motivación, y más implicación existirá.

Como en todo, la motivación tiene dos enfoques

La que nace de nuestro interior va alineada con nuestro propósito, nuestros objetivos, nuestro sentido de la vida....

La que surge del exterior, es la motivación en la que cubrimos nuestras necesidades humanas y no siempre están alineadas con nuestro objetivo, porque buscamos, el premio, reconocimiento, dinero, fama, éxito, valoración, aprobación... Esta motivación externa es la más común y mucha gente cree que es la mejor o la única que existe.

Comenzamos un proyecto, un objetivo y de repente perdemos el interés. ¿Qué ocurre?

En muchas ocasiones es porque nuestro objetivo es importante para otros y no nos damos cuenta que no es lo que nosotros queremos, y nos vemos cumpliendo las expectativas de los demás......... de lo que mi familia piensa que es lo mejor para mi, lo que la sociedad marca como bueno o malo......

Cuando sólo dependemos de la motivación externa, perdemos parte del control de nuestras vidas y del contacto con nosotros mismos. Les damos el poder a los demás.

En otras nos ponemos metas a muy largo plazo con una expectativa sin objetivos claros y definidos a corto o medio plazo que nos hagan ir disfrutando del camino.

Pregúntate ¿Qué es lo que me motiva?

¿Qué significado tiene para mí el objetivo?

Enfócate en lo que significa para ti conseguirlo. Porque sólo así, puedes tomar decisiones

Lo más importante es saber qué quieres o qué te gustaría hacer.

Enfócate en las sensaciones que te causa la acción del objetivo y no su resultado.

Pregúntate con mucha sinceridad: ¿A qué me dedicaría si tuviera la libertad, el tiempo necesario y todos los recursos necesarios?

Recuerda que el deseo o motivación es sólo el primer paso. Después, es tomar la decisión para actuar.

Si no estás decidido observa tu enfoque y su significado. ¿Qué piensas o sientes al respecto?

La clave del éxito es el compromiso y la certeza. Estar dispuesto a continuar a pesar de las dificultades y estar convencido, tener la certeza de que  vas a conseguirlo.

Y tú ¿Cuál es tu motivación hacia tu objetivo?

¡Que tengas un día extraordinario!

www.isabelgarzon.com