¿Qué puedo mejorar?

¡Buenos días!

Decimos con frecuencias que tenemos días buenos y días malos.

¿Y qué hay de diferente entre esos días buenos y los días malos?

¿Acaso son tus circunstancias las que cambian?

¿O más bien es la actitud con que ves lo que te pasa?

Observa ¿Qué ocurre cuando tienes un estado de ánimo estupendo? ¿Cómo ves las cosas?

Y ¿cuando tu estado de ánimo es pésimo? ¿Cómo ves las cosas?

¿Cambian las experiencias?.. No, lo único que cambia es el estado de ánimo con el que las vemos.

Esos días buenos son aquellos en los que decides enfocar tu atención en aquello que tienes, no en lo que te falta, y prefieres pensar en aquello por lo que te sientes una persona afortunada y exitosa.

Esos días en los que te enfocas en el momento en el que estás, en lo que has conseguido, en lo que vas a conseguir, esos días en los que te enfocas únicamente en las veces que te has reído, en las veces en las que a pesar de que no fue fácil, lo conseguiste.

Así se construye tu enfoque y la actitud con la que observas lo que te pasa.

¿Y si te preguntas en uno de esos días malos?,

¿Qué es lo que puedo mejorar?

¿Qué podría hacer yo para ver esto de otra manera?

¿Qué soluciones puedo dar?

Enfócate en soluciones y no en que tienes un mal día.

Y hoy ¿Que vas a hacer con tu actitud?

¡Que tengas un día extraordinario!

www.isabelgarzon.com