¿ Qué es lo primero que haces?

¡Buenos días! ¿Te has dado cuenta como es tu respiración? Como vimos ayer la respiración es innata, es lo primero que hacemos cuando nacemos. Si observas tu respiración influye en los estados de ánimo, observa, si estás enfadado tu respiración tiene un ritmo diferente, cuando estás enamorado tu ritmo tiene otra forma en el cuerpo, al igual que cuando estás relajado, tu  respiración también es diferente. Esto significa que tu respiración está totalmente relacionada con tu estado mental/emocional. Si cambias tu respiración puedes cambiar tu estado emocional si cambias tu estado mental tu respiración cambiará. Acompáñame… Observa la respiración cuando tienes miedo. Hace que no puedas apenas respirar, puedes sentir ahogo en el pecho, respiración entrecortada respirar, sintiendo miedo no puedes hacer una respiración profunda, se crea una respiración superficial. La respiración interviene en el desarrollo de todos los procesos fisiológicos: asegura la actividad cerebral, así como el funcionamiento del sistema nervioso, las glándulas, los músculos y los órganos. Respirar es, por tanto, mucho más que llenar de aire los pulmones. Al ser un movimiento mecánico no somos conscientes de su importancia, la respiración es para muchas culturas orientales uno de los métodos fundamentales de control de energía dentro de las artes curativas y la medicina tradicional. Las situaciones de estrés o tensión a las que nos vemos sometidos diariamente provocan una respiración agitada y poco profunda, que impide que absorbamos el oxígeno que nuestro cuerpo necesita. Pero respirar únicamente no basta, es indispensable hacerlo correctamente. Entrenar la respiración es uno de los ejercicios más saludables para el cuerpo y sobre todo para la mente. Observa tu respiración por un momento, enfócate en como entra el aire y como sale de tu cuerpo, observa su temperatura, observa sin opinar el ritmo que tiene, si es agitada, si es serena. Los pensamientos, serán rápidos y aparecerán, solamente acéptalos y diles "ahora no es el momento" y vuelve a enfocarte en la respiración. ¿Te ha sido fácil? ¿Qué podrías hacer hoy por ti? ¡Que tengas un día extraordinario! www.isabelgarzon.com