Puesta de largo del nuevo cuartel de la Policía Local de Sabiñánigo

La Policía Local de Sabiñánigo celebraba la inauguración de su nuevo cuartel en Pirenarium, unas instalaciones que servirán para mejorar la efectividad de sus operaciones y dotadas de la última tecnología.

Las nuevas instalaciones han supuesto para el Ayuntamiento serrablés una inversión de más de 200.000 euros, unas obras para las que se ha contado con la Policía Local. Entre otras novedades, en el nuevo espacio se ha ubicado un sistema de cámaras de vigilancia que se han instalado en distintos puntos de Sabiñánigo para fomentar "la transparencia" y para mayor seguridad de los ciudadanos. Para Jesús Lasierra, alcalde de Sabiñángo, "lo importante no es el presupuesto, si no que se trata de un espacio donde se va a atender al ciudadano que necesite los servicios de la Policía Local", algo que "mejora la calidad del servicio y también el servicio al ciudadano".

Además, Lasierra se refería a la recuperación de Pirenarium como espacio ciudadano, "un espacio público, con más de 14.000 metros cuadrados edificados más todo su entorno, lo que permite una ubicación para la Policía Local en un lugar muy digno".

La subedelegada de Gobierno en Huesca, María Teresa Lacruz, encargada de cortar la cinta, resaltaba "la buena colaboración que hay siempre en Sabiñánigo entre la Policía Local, la Guardia Civil y la Policía Nacional", por lo que se intenta optimizar al máximo los medios personales de manera que esa coordinación permite un mejor servicio a la población. En este sentido, la subdelegada señalaba que esta coordinación entre los distintos cuerpos de seguridad se extiende a labores de prevención, minimizando los riesgos y las posibles actuaciones delictivas que pudieran surgir, poniendo a Sabiñánigo como ejemplo "en materia de prevención y de orden público".

Por su parte, el jefe de la Policía Local de Sabiñanigo, Sergio Martín, valoraba como algo "muy positivo" el traslado del cuartel a Pirenarium, destacando la comodidad que suponen las nuevas instalaciones para el trabajo policial diario, algo que la final redunda "en la atención y al servicio que se da al ciudadano". Martín ha destacado que aunque en principio parezca un inconveniente el hecho de que el cuartel no esté en el centro de la población, lo cierto es que "supone una ventaja, ya que el que tiene un problema que resolver puede ser mucho mejor atendido aquí por la Policía Local", en unas instalaciones que calificaba de "modélicas".

La Policía Local de Sabiñánigo cuenta en estos momentos con una plantilla de 25 trabajadores, de los cuales cuatro están en segunda actividad sin destino y cuatro, en segunda actividad con destino. "Estamos trabajando en cubrir nuevas plazas (hace poco tiempo hemos cubierto alguna en comisión de servicios y en movilidad interadministrativa), porque es necesario aumentar esa plantilla", anunciaba Lasierra, consciente de las limitaciones legislativas. Mejorar las condiciones de la Policía Local es una tarea "importantísima", señalaba el alcalde de Sabiñánigo, porque se habla de la "tranquilidad" y la "seguridad" de las personas.

Por Rebeca Ruiz