Prisión por robar las joyas a su suegra

La Sección VI de la Audiencia Provincial de Zaragoza ha condenado a tres años de prisión a un hombre que robó las joyas a su suegra. El acusado, que acepta la pena, tendrá que hacer frente a una indemnización de 4.910 euros a la madre de su expareja, al no haberle devuelto las joyas. El acusado Pablo Joaquín C. G. le quitó a su novia las llaves de casa de su madre y, aprovechando que no había nadie en la vivienda, accedió al piso y le robó numerosas joyas, valoradas en 4.910 euros. Una vez que las tuvo en su poder, las vendió en diversos establecimientos de compra y venta de oro. La sentencia recoge como hecho probado que el acusado, debido al consumo de drogas en el pasado, presenta “un trastorno límite de la personalidad con trastorno mental y del comportamiento”.