Postura del Departamento de Educación ante las evaluaciones de sexto de Primaria

children-488409_640El Departamento critica la inacción y falta de respuesta del Ministerio que está provocando desconcierto en toda la comunidad educativa
El Departamento apuesta por la evaluación continua y confía en la profesionalidad de los profesores, por lo que serán los propios maestros del alumnado de sexto de Primaria los que hagan una evaluación individualizada

El Departamento de Educación del Gobierno de Aragón ha mostrado siempre su rechazo la aplicación de la LOMCE -una ley segregadora y que nació sin consenso- y critica la situación de desconcierto general que el Ministerio de Educación está provocando en todos los sectores de la comunidad educativa. El Departamento insiste en que el Ministerio no ha sido capaz de atender el compromiso en tiempo y forma de convocar una conferencia sectorial que permitiera aclarar de forma efectiva las dificultades, dudas y problemas de la aplicación de la LOMCE y muy específicamente de la prueba de sexto de primaria.

 

La LOMCE responsabiliza a las Comunidades Autónomas del diseño, aplicación y corrección de la evaluación de sexto de Primaria. Esta ley remarca además el carácter continuo de las evaluaciones en Educación Primaria y la importancia del progreso del alumno. Y también obliga a las administraciones educativas a garantizar el derecho de los alumnos a una evaluación objetiva y a que su dedicación, esfuerzo y rendimiento sean valorados y reconocidos con objetividad.

Con el fin de cumplir con estos principios establecidos en la normativa vigente, Aragón –en consenso con las comunidades autónomas de Asturias, Cantabria, Valencia, Baleares, Extremadura, Castilla la Mancha y Andalucía- adopta las siguientes medidas:

1. Al finalizar el sexto curso de Educación Primaria, se realizará una evaluación individualizada a todos los alumnos y alumnas, en la que se comprobará el grado de adquisición de la competencia en comunicación lingüística, de la competencia matemática y de las competencias básicas en ciencia y tecnología, así como el logro de los objetivos de la etapa.

2. Como el diseño, aplicación y corrección de las pruebas corresponde a las administraciones educativas de las comunidades autónomas, el Departamento considera que quien mejor puede llevar a cabo esta tarea es el profesorado del alumnado de sexto de Primaria, ya que así podrán conjugar los principios de evaluación continua y la valoración del grado de adquisición de las competencias básicas, al finalizar la etapa, señaladas anteriormente.

3. Para facilitar esta tarea del profesorado, el Departamento facilitará a todos los centros la información sobre los aspectos que deben tener en cuenta a la hora de realizar esta evaluación y emitir el informe que deben entregar a los padres, madres o tutores legales sobre los resultados de la evaluación.

El Departamento de Educación, en el uso de sus competencias, cumpliendo los principios generales de la normativa vigente y, al mismo tiempo, minimizando los aspectos más negativos que genera la aplicación de la LOMCE elaborará para cada estudiante el informe valorativo del nivel de dominio alcanzado en cada una de las competencias que son objeto de evaluación.

Dichos informes se realizarán siguiendo las instrucciones dictadas por el Departamento que, a la vez, supervisará su elaboración y validará los informes a través de las comisiones externas creadas al efecto.

La finalidad de esos informes será ayudar al alumnado a mejorar su a aprendizaje, pero no afectará a su calificación final ni a su promoción. Asimismo, los informes estarán basados en los datos recogidos por el profesorado a través de las los diferentes instrumentos de evaluación utilizados durante el curso en el proceso de evaluación continua junto con las pruebas finales que puedan realizar. Confiamos plenamente en la capacidad profesional de nuestro profesorado y en que son quienes mejor conocen a su alumnado.