Oscape inaugurará un nuevo juego de escape inspirado en la vida del mítico payaso Marcelino

La figura del mítico payaso Marcelino, nacido en la ciudad altoaragonesa de Jaca y que triunfó en Londres y Nueva York a principios del siglo XX, ha inspirado el nuevo juego de escape de la primera sala de Huesca dedicada a esta especialidad. Oscape ha registrado la entrada de más de 4.500 personas de todas las edades durante sus primeros 16 meses de actividad, con uno de los juegos que ya desaparece, “La leyenda de la campana de Huesca”, el juego eventual que instalaron para la temporada de Halloween; y su juego portátil “La torre de Babel”, que continuará activo.

La sala, situada en el centro de la capital oscense, ha elegido la figura del gran payaso Marcelino Orbés para ambientar su nuevo juego, con enigmas, acertijos y juegos de lógica relacionados con el mundo del circo, el inicio del cine y la magia. La sala cerrará desde hoy hasta el próximo 15 de mayo para realizar las obras de adaptación y decoración de las instalaciones, aunque seguirá aceptando reservas para el juego portátil “La torre de Babel”, para grupos entre 6 y 20 personas.

El nuevo juego, llamado “El circo de Marcelino”, contará con elementos cedidos por algunos de los investigadores que han ahondado en la vida de este histórico payaso, cuya vida apenas había trascendido hasta hace unos años, ya que cayó en el olvido. En la actualidad, su intrépida vida, su fama y su trágica muerte han sido protagonistas de libros, cortometrajes, exposiciones y distintos estudios. La inauguracióndel juego, el próximo 15 de mayo, contará con sorpresas y un recorrido de presentación por el centro de la ciudad.

El juego de escape, como el anterior inspirado en la Leyenda de la Campana de Huesca, consiste en salir antes de una hora de un espacio, explorando su contenido, siguiendo pistas de distintos tipos, descifrando enigmas, y abriendo cajas y puertas. Pueden entrar grupos entre dos y cinco personas, con niños a partir de ocho años. Un juego emocionante que obliga al participante a concentrarse, utilizar la lógica, la intuición y la creatividad, y comunicarse bien en equipo para escapar de la sala antes de que el reloj acabe la cuenta atrás.

Sus promotores, los hermanos oscenses Beatriz y Valero Biarge, han planteado el nuevo juego con la idea de recuperar la memoria de Marcelino, con la colaboración, entre otros, de Jesús Bosque, comisario de la exposición sobre el payaso realizada recientemente en la Diputación Provincial de Huesca junto a Victor Casanova, además autor del libro “Marcelino, muerte y vida de un payaso”, publicado hace unos meses.

Marcelino, nacido en Jaca en 1873, se convirtió en el payaso más famoso de la época. A pesar de su trágico final, arruinado y suicidado en un hotel, triunfó durante años en circos de prestigio de todo el mundo como el Hippodrome de Nueva York, donde llenó sus 5.000 butacas durante siete temporadas, y fue referencia para artistas como Charlie Chaplin, Buster Keaton y el mago Houdini, como acróbata, mimo y actor cómico.

El sector del escapismo y el “turismo de escape” sigue creciendo en todo el mundo. Oscape también creó en 2017, junto a cuatro salas de Zaragoza, la Ruta Escape Aragón, una alianza entre la sala oscense y las zaragozanas Clue HunterCoco RoomInfinitum y Room60, con un pasaporte para sellar en cada una de ellas. En Huesca, la sala supone una de las pocas alternativas de ocio y turismo abiertas un domingo por la tarde en la ciudad.