OCU pide medidas para reducir el consumo de productos no saludables como las bebidas azucaradas

Según las informaciones publicadas el impuesto a las bebidas azucaras desaparece en los actuales presupuestos del Estado, aunque en un principio estaba previsto para este año tal y como anunció el ministro de Hacienda y Función Pública en diciembre del año pasado. Por otro lado, Cataluña seguiría adelante con este impuesto aunque ha retrasado un mes su aplicación para darle tiempo a la industria, por lo que en principio comenzaría el próximo 1 de mayo.

OCU considera que este tipo de acciones vía gravamen no son la vía más idónea para luchar contra la obesidad y el sobrepeso, presente en casi la mitad de la población española. Además, de llevarse a cabo este impuesto sobre las bebidas azucaradas debería hacerse extensivo también a todos los productos ricos en azucares añadidos o grasas. OCU opina que esta solución no sería efectiva.

OCU exige que se tomen a cabo otro tipo de medidas como:

  • Controlar la publicidad dirigida a niños de productos poco saludables, es un público de riesgo y desprotegido ante estrategias agresivas de marketing. Un 43% de los niños en España tiene problemas de sobrepeso u obesidad.
  • Mejorar el acceso a alimentos más saludables
  • Reformular los alimentos procesados y redefinir los perfiles nutricionales para evitar que alimentos ricos en azucares o grasas puedan alegar “propiedades nutricionales o de salud” como por ejemplo bollería que alega que son fuente de hierro.

OCU tiene en marcha una Campaña para pedir una disminución del contenido en azúcar añadido en los alimentos http://www.ocu.org/movilizate/menos-azucar  que cuenta con más de 7000 apoyos donde se pide a la industria y a la administración la reducción del porcentaje de azúcar presente en los alimentos.