Nieve nueva para empezar marzo en las estaciones de esquí del Pirineo

La caída de nieve nueva y el sol que lucía en las horas centrales de la mañana del sábado hicieron que fuera uno de los mejores días de esquí de la temporada, a pesar de las previsiones meteorológicas poco favorables que había para este fin de semana.

El Pirineo se levantó el sábado con más de 20 centímetros de nieve nueva (24 centímetros de media en Formigal-Panticosa, aunque en cotas altas se han registrado hasta 40, y unos 20 en Cerler). Debido a la gran nevada de la noche del viernes, la apertura se realizó progresivamente en las estaciones, sumando poco a poco más kilómetros hasta alcanzar los 114 en Formigal-Panticosa y los 59 en Cerler. Los cielos cubiertos de primera hora no amedrantaron a los aficionados, ansiosos de disfrutar con la mejor calidad de nieve posible. Y la magia de nuestras montañas hizo que aunque a primera hora los cielos estuvieran cubiertos e incluso cayeran algunos copos en el Pirineo, en las horas centrales saliera el sol para más alegría de los aficionados que desde primera hora ya estaban disfrutando de una calidad de nieve excepcional.

La afluencia fue buena en todas las estaciones, con un gran ambiente en pistas.