Multitudinario adiós a Carme Chacón en Ferraz

Políticos de todos los partidos y del Gobierno, así como militantes socialistas, acudieron ayer a la sede del PSOE a la capilla ardiente de Carme Chacón, cuyos restos mortales eran incinerados en Madrid y después sus cenizas trasladadas a su localidad natal Esplugues de Llobregat (Barcelona), informa EFE.

La jornada de duelo en la capilla ardiente comenzó con la llegada a Ferraz, poco antes de las tres de la tarde, del coche fúnebre con los restos de la exministra, que han sido recibidos con aplausos.

En el vestíbulo se colocó una gran fotografía con la imagen sonriente de la socialista catalana, cuyo cuerpo fue hallado el domingo en su casa de Madrid, donde falleció debido posiblemente a la cardiopatía congénita que padecía.

Junto a la foto, un gran ramo de rosas rojas y una mesa con dos libros de condolencias.

José Luis Rodríguez Zapatero, uno de los primeros en llegar a la capilla ardiente describió a Chacón como "una gran amiga, una leal compañera y ejemplar servidora pública".

Han pasado por la capilla exministros socialistas, entre ellos Juan Fernando López Aguilar, José Blanco, José Bono, Valeriano Gómez, Elena Salgado, Miguel Ángel Moratinos, Beatriz Corredor, Antonio Camacho y Trinidad Jiménez, que no podía contener las lágrimas.

Al mismo tiempo, en Barcelona, se abría un libro de condolencias en memoria de Chacón en la sede del PSC. Allí podía verse una foto de la exministra durante una campaña con el lema "El futuro es esfuerzo y justicia social", además de una corona de rosas rojas con la inscripción del nombre del partido y dos banderas con el crespón negro.

El PSC prepara un acto de homenaje el próximo 19 de abril, al que ya han sido invitados Rodríguez Zapatero y el presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández.