Miles de personas celebran el Primer Viernes de Mayo en Jaca

Miles de personas han tomado parte en la celebración del Primer Viernes de Mayo en Jaca, una fiesta que cada año gana más adeptos y que conmemora la batalla de la Victoria, que se celebró en el año 760 y en la que el Conde Aznar Galíndez consiguió expulsar a los moros invasores con ayuda del pueblo de Jaca.

En el desfile han participado unas 2.000 personas, según los datos ofrecidos por la Hermandad del Primer Viernes de Mayo, que organiza los actos. Están divididos en Cortejo Histórico, Labradores y Artesanos, hombres y mujeres, y cada uno representa un sector de los habitantes que, en el momento de la batalla, poblaban la zona. Pero han sido muchos más, entre visitantes y jacetanos, los que han seguido la programación de este año.

Los actos han comenzado con una misa en la ermita de la Victoria con presencia de las autoridades, y con el almuerzo popular en la explanada del cementerio, en las proximidades de donde se supone tuvo lugar la famosa afrenta. Después, el síndico (el concejal Fran Aísa, en representación de la ciudad) y el resto de autoridades recibían al Conde Aznar y sus tropas victoriosas a la entrada de la ciudad, encabezando el desfile las cuatro lanzas con las cuatro cabezas de los moros derrotados.

La recepción del cortejo histórico se ha realizado, como de costumbre, en el Paseo de la Constitución, para seguir la comitiva por la Calle Mayor. Varias paradas de los artesanos para hacer disparos al aire se han realizado a continuación, para terminar con el Saludo de Banderas en la Catedral y el Canto del Himno a la puerta del Ayuntamiento.

En este momento, se ha permitido acercarse a todo el público para entonar el himno, y ha sido uno de los instantes más emotivos, ya que miles de personas han unido sus voces para celebrar el Primer Viernes de Mayo.

José Antonio Sánchez Palencia