Miguel Gracia reivindica que el habitante del medio rural tenga interlocución directa con las administraciones que regulan las grandes políticas que les afectan

“Los habitantes del medio rural y la administración local han estado hasta ahora solos  a la hora de revindicar su situación y necesidades porque desde los foros de decisión política de ámbitos superiores se priorizaba más la interlocución con entidades y organizaciones de carácter medioambiental o con definición sectorial”, ha dicho Miguel Gracia. “El concepto de ruralidad está cambiando, no está solo ligado a la agro-ganadería, sino que debe extenderse al término de “sostenibilidad”

Con este argumento, el Presidente de la Diputación Provincial de Huesca, Miguel Gracia, ha intervenido en el Foro Nacional de Despoblación, que este mediodía se ha desarrollado en el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca y al que por primera vez se ha invitado a los representantes de las administraciones locales que vienen trabajando ya con la Comisionada del Gobierno para el Reto Demográfico en la elaboración de la Estrategia Nacional que con este fin se prevé presentar la próxima primavera.

El objetivo de este Foro, que tendrá en diciembre una siguiente reunión, ha sido atender las medidas que, a juicio de los participantes son necesarias para mantener población en el territorio rural. Un centenar de personas han participado en este encuentro, representando diferentes ámbitos y sectores. Junto a Miguel Gracia, otros presidentes de Diputaciones, como Jaén y Cuenca, Comisionados contra la Despoblación, de Gobiernos autonómicos, como el del Gobierno de Aragón,  Javier Allué,   así como representantes de grupos Leader, de distintos partidos políticos y de instituciones como el Parlamento europeo, sindicatos agrarios, fundaciones del ámbito rural, asociaciones de mujeres y otros colectivos de ámbito estatal. La jornada la ha inaugurado la Comisionada del Gobierno para el Reto Demográfico, Isaura Leal, la directora general de Desarrollo Rural, Isabel Bombal, y ha contado con la ponencia también del presidente de esMontañas,  Frances Boya.

Miguel Gracia ha defendido el papel de la administración local y la existencia de los municipios. “La experiencia nos muestra que cuando se han fusionado ayuntamientos, en el territorio se ha perdido población; la administración local conoce la realidad y necesidades de sus vecinos y es el mejor altavoz para trasladar sus demandas”, ha dicho.

Así, ha argumentado que hasta ahora “la administración local ha estado muy sola” y confía que la acción y política transversal que desde el Gobierno central se está dando para actuar para intentar mantener población en el medio rural “sea un aliciente para que cuando se tomen decisiones sobre el medio rural se considere y atienda de primera mano sus reivindicaciones”.

El Presidente de la Diputación Provincial de Huesca se ha referido también al papel de la actividad ganadera intensiva en el territorio “para mantener y fijar población, una población que es necesaria para el desarrollo social, ambiental, cultural y patrimonial de estos territorios y que hoy se siente amenazada por políticas concretas que pueden forzar a los ganaderos al abandono de esta actividad”.

Durante la jornada se han puesto sobre la mesa de debate una batería de medidas que a juicio de los participantes son imprescindibles para intentar al menos revertir la pirámide poblacional de zonas demográficamente desiertas, con una población envejecida. Incentivos fiscales, desarrollo de la banda ancha, mejora de servicios básicos, el papel de la mujer en el medio rural, fundamental para mantener población, la funcionalidad de la escuela rural y la complicidad necesaria del medio urbano han sido algunos de los aspectos que se han abordado, con el objetivo de profundizar en ellos en próximos encuentros.