Miguel Garcia anima a los Aragoneses residentes en el exterior a seguir transmitiendo a los jóvenes los valores y las tradiciones que recuerdan sus raíces

El Presidente de la Diputación Provincial de Huesca participó en Benabarre en el Encuentro de las Comunidades Aragonesas en el Exterior, que reunió en este municipio ribagorzano a más de 1.700 personas. Miguel Gracia recordó que “el principal drama de la provincia de Huesca y de zonas como la Ribagorza es la despoblación” y reclama activar políticas e iniciativas que frenen este fenómeno. El Presidente de Aragón, Javier Lambán, insistió igualmente en esta necesidad y así lo reclamó recientemente en su viaje a Bruselas, tal y como recordó en Benabarre.

En el acto académico en el que se entregaron las distinciones a Tomás Solans, técnico superior de protocolo exterior y ceremonial, a las Letras, José Antonio Adell, licenciado en historia contemporánea, y al artista Luis Toro Nadal, el Presidentte de la Diputación Provincial de Huesca, Miguel Gracia, animó a los aragoneses residentes en el exterior y que durante este fin de semana participaron en la edición número 38 de este encuentro de las comunidades aragonesas, “ a transmitir a los jóvenes la importancia de recordar las tradiciones, costumbres y valores que nos enrraizan con nuestros lugares de origen”.

En su intervención, Miguel Gracia se refirió a la emigración que desde la Ribagorza se produjo a partir de la primera guerra mundial hacia Francia y en décadas posteriores hacia Cataluña. “Nuestro drama en la actualidad es que nuestros pueblos se quedan sin gente y en este sentido es importante que todas las administraciones, y sobre todo las de ámbito estatal y europeo, activen políticas y acciones que de verdad frenen este fenómeno”. “Posiblemente -añadió Gracia como anécdota- hoy dormiréis en la Ribagorza casi más personas de las que día a día residimos aquí, en la Ribagorza oriental”.

Junto a Miguel Gracia participaron el Presidente de Aragón, Javier Lambán, el de las Cortes de Aragón, Antonio Cosculluela, el alcalde de Benabarre, Aflredo Sancho, la presidenta de la Comarca de la Ribagorza, Lourdes Pena, y el presidente de las Comunidades Aragonesas en el Exterior, Pedro Muela. Precisamente Javier Lambán indicó la necesidad de iniciativas que frenen la despoblación y recordó su reciente visita en este sentido ante las administraciones europeas.

Unos 1.700 aragoneses residentes en el exterior participaron este fin de semana en el 38 encuentro de la reunión de Comunidades aragonesas exterior, en un programa que incluía actividades para todos los públicos y en el que participaron más de 40 casas aragonesas de todo el país e incluso procedentes de Francia.

Tras el acto académico que se  desarrolló en la iglesia parroquial de Benabarre, y que contó con la participación de alumnos del Conservatorio de Música de Monzón,  los representantes de las instituciones acompañaron a los participantes en el acto de exhibición de jotas cantadas y bailadas que llevan a cabo diferentes casas regionales.