Manuel, hijo de Sender, visita por primera vez el centro del escritor en el IEA y dona diferentes objetos personales

El tercer hijo del escritor, que reside en el vecino país francés, ha mantenido los primeros encuentros con el Presidente de la Diputación Provincial de Huesca y los responsables del IEA y ha donado objetos personales que pasan a formar parte del legado que se conserva en el Centro de Estudios Senderianos.

DPH_VisitaManuelSender_sepetiembre2017

Mientras se continúa con el trabajo de difusión de la figura y obra del universal escritor de Chalamera, el tercero de sus hijos, Manuel, ha visitado esta semana por primera vez el Espacio Sender, considerado a día de hoy el más completo espacio de información e investigación. Los contactos que han establecido desde el IEA han fructificado y ya se han mantenido encuentros por parte del Presidente de la Diputación Provincial de Huesca, Miguel Gracia, y de los responsables del Instituto de Estudios Altoaragoneses.

Manuel Sender, nacido en Pau en 1937, se ha mostrado sorprendido al ver la enorme tarea que se realiza en Huesca para conservar la memoria y el legado de su progenitor que se incrementa con las aportaciones principalmente de familiares y amigos. Así lo manifestaba Miguel Gracia, quien recibió al hijo de uno de los principales representantes de la cultura altoaragonesa para mantener, a partir de ahora, un contacto fluido y trasladarle personalmente el agradecimiento, porque ha donado al Centro de Estudios Senderianos el lazo de Isabel la Católica otorgado por el rey Juan Carlos a su padre en 1980, un diploma de la ciudad de Los Ángeles concedido como reconocimiento a su actividad docente en el momento de su jubilación, diversos recortes de prensa con artículos publicados en periódicos hispanoamericanos y algunas fotografías de los años 30 y 40, tanto suyas como de su madre.

DPH_VisitaManuelSender_septiembre2017_presidente

El escritor Ramón J. Sender tuvo dos hijos con Amparo Barayón, su primera mujer, Ramón y Andrea, y uno con su segunda esposa, Elisabete de Altube, Manuel, a quien le puso este nombre en homenaje a su hermano, el alcalde republicano de Huesca, Manuel Sender Garcés, quien fue asesinado en agosto de 1936. Estos objetos personales de quien es uno de los principales referentes de la literatura en español, pasan a formar parte de la colección de libros, fotos, óleos, cartas o manuscritos con los que ya se cuenta en el IEA.

Precisamente, durante su estancia en Huesca ha conocido el Instituto de Estudios Altoaragoneses y el Espacio Sender de mano de su director, Fernando Alvira, y del coordinador de este centro, Luis Gómez Caldú, quienes pusieron de manifiesto que es también punto de referencia desde su puesta en marcha, hace quince años, para la publicación de trabajos sobre el autor, la recuperación de algunos de sus escritos menos conocidos, la aparición de ediciones críticas de varias de sus obras más señeras o la celebración de encuentros y congresos, el primero tuvo lugar en Huesca en el año 1995.

Además de conocer la completa biblioteca senderiana, ha podido ver la placa donde estuvo el periódico La Tierra, la casa de la calle Sancho Abarca, allí vivió la familia Sender y el propio Manuel Sender lo hizo entre 1919 y 1923, el cementerio de Huesca, para colocar flores en la tumba de su tío, Manuel Sender, las calle Ramón J. Sender y Alcalde Sender, el parque Mártires por la Libertad y la biblioteca municipal que lleva el nombre de su padre. Acompañado de su esposa y también del vicerrector del Campus de Huesca y estudioso de la figura de Sender, José Domingo Dueñas, de la concejala Teresa Sas, y de la secretaria del IEA, Pilar Alcalde, ha recorrido la zona de las Pajaritas de Ramón Acín en el parque Miguel Servet, y el Ayuntamiento de Huesca, donde fue saludado por el alcalde, Luis Felipe.