Manifestación contra el lobo en Sariñena

Medio centenar de personas participaban durante la mañana del primer domingo de junio en la manifestación de Sariñena, organizada por la Plataforma contra la presencia del Lobo en Aragón y Tradiciones Equinas Añoranza. Encabezada por 150 chotos que con sus esquillas han desfilado desde la Plaza Constitución hasta el recinto ferial, “es impresionante ver tantos chotos juntos desfilando”, decían los muchos monegrinos que han acudido a apoyar a la plataforma, todo un espectáculo que nunca se había visto, como señalaba Luís Castell, “creo que la concentración de chotos desfilando por las calles no se ha visto en ningún otro sitio”.

Castell, como representante y portavoz de la plataforma ha subrayado, “la manifestación es para mostrar el rechazo a la presencia y asentamiento del lobo, y también para apoyar el mundo rural, en contra de la despoblación y de todos los problemas que se están generando en el ámbito rural”, razones que pueden acabar con el mundo rural, “la presencia del lobo va a acabar con la población de muchas comarcas, como la del Ribagorza, de donde yo soy y los Monegros, porque está amenazando a la ganadería extensiva y al medio rural”, ha explicado Castell que ha convocado a varios  colectivos como cazadores, ganaderos, agricultores e incluso a alcaldes y políticos de las provincias de Huesca y Zaragoza, que han encabezado la manifestación con pancartas alusivas.

Desde el colectivo de los ganaderos aseguraban que el lobo ya ha matado más de 300 ovejas, “el último ataque a un rebaño de ovino que se producía la pasada semana en el paraje de Labercas, a cuatro kilómetros del municipio de Farlete, con el resultado de una oveja, una cabra y un mardano muertos y eso que  el rebaño estaba dentro de una parcela cercada con pastor eléctrico, aunque nos quedemos a dormir con nuestras ovejas, no podremos salvarlas”, han indicado un grupo de ganaderos sobre la presencia del lobo en los Monegros, defendiendo su captura y expulsión de Aragón.

Al frente de las pancartas, entre otros, han estado la presidenta de la Comarca de Los Monegros, Judith Budiós, el vicepresidente del PP en las Cortes de Aragón, Antonio Torres, el alcalde de Sariñena, Francisco Villellas, la portavoz del grupo del PSOE en Sariñena, Rosa Gerbás, o el presidente de la Federación Aragonesa de Caza, Fernando Tello.

Todos ellos han coincidido en que además de la amenaza que supone para los ganaderos, el lobo es una auténtica amenaza para el medio rural, “debemos luchar por un mundo rural lleno de oportunidades, en contra del asentamiento del lobo en Monegros y en todo Aragón”, ha expuesto la presidenta comarcal recordando que, “si se sigue pensando en la convivencia artificial con el lobo, en unos años, conoceremos al ternasco de Aragón, sólo en los libros de historia y atenta contra la tranquilidad y la seguridad y además, puede afectar a otros sectores como el turismo o las actividades al aire libre”.

El vicepresidente de las Cortes, Antonio Torres ha opinado como  de “irresponsable la postura del Gobierno de Aragón, por la falta de acción y apatía ya que es un grave problema de seguridad y desarrollo, que atenta contra un sector muy importante, la ganadería extensiva y además, va contra la tranquilidad de quién quieren pasear o hacer deporte en nuestros montes”, para Torres, “el lobo despareció hace más de 50 años de Aragón y por lo tanto, ya no forma parte de nuestra hábitat natural”.

Por su parte, el alcalde de Sariñena, Francisco Villellas, ha destacado que su presencia es una dificultad añadida a la gran batalla del medio rural: la despoblación, opinión compartida por todos los participantes que como bien ha leído Mary Tricas, jubilada ganadera de San Lorenzo del Flumen en el manifiesto que ha puesto el cierre a la manifestación, no sin antes los joteros José Antonio Villellas y Paco Lasierra, ‘El Chato’, cantar unas jotas alusivas.

En el manifiesto se ha solicitado, “cordura y reflexión sobre los problemas que está ocasionando el lobo”, insistiendo en que la solución no es su muerte, “que lo lleven a lugares donde no pueda atacar a los ganados, porque no se puede vivir con la incertidumbre de lo que te vas a encontrar cuando llegas al rebaño”. Asimismo, además de alegatos a favor del medio rural, la caza, la limpieza de los ríos o la mejora de las comunicaciones, ha reivindicado, “respeto por nuestras costumbres y tradiciones, por la caza, porque controla plagas que tanto daño hacen a la agricultura, que se incremente la seguridad en nuestros pueblos, porque si los pueblos mueren, las ciudades enferman”, concluyendo con, “no a la introducción del lobo en Aragón porque creará más despoblación”.

La manifestación ha comenzado a las 12.00 en la plaza de la Constitución y tras recorrer las avenidas de Huesca y Fraga, ha finalizado en el recinto ferial, donde ha tenido lugar la lectura de un manifiesto. También han sido interpretadas varias jotas alusivas a cargo de los joteros José Antonio Villellas y Paco Lasierra.

También se ha mostrado a favor de esta postura el alcalde de Sariñena, Francisco Villellas, del PAR, insistiendo en que su presencia es una dificultad añadida a la gran batalla del medio rural: la despoblación.

La misma idea ha sido replicada en el manifiesto leído por Mari Tricas, de San Lorenzo del Flumen, en el que ha solicitado «cordura y reflexión» así como «respeto» hacia nuestra forma de vida. También ha incluido alegatos a favor del medio rural, la caza, la limpieza de los ríos o la mejora de las comunicaciones.