Los recuperadores de la Gaita de Boto lanzan el chupinazo de las fiestas de Sariñena

Animación y mucho público, en la primera jornada de las fiestas de Sariñena.

Las palabras de los emocionados pregoneros, los recuperadores y mantenedores  de la Gaita de Boto aragonesa, Martín Blecua y Pedro  Mir, sirvieron de preámbulo al lanzamiento del chupinazo anunciando el inicio de las fiestas de Sariñena y cuyo mérito fue disfrutar  llevando a cabo la recuperación de la gaita de boto aragonesa, “por preservar la tradición y la historia del Dance, porque nuestra Gaita había desaparecido”, y se pusieron a trabajar para su recuperación, “una labor que nos dio grandes alegrías  y que hoy nos sentimos orgullosos de ver que la gaita sigue cada día más viva, de que va a ser difícil que caiga en el olvido”, han señalado deseando que la tradición y el legado del Dance tenga continuidad, “sería necesario crear una cantera de jóvenes que asegurasen un futuro a largo plazo”, han destacado, haciendo una mención especial a las personas que continúan luchando por las tradiciones, “personas inquietas de este pueblo como Salvador Trallero o Joaquín Ruíz, entre otros”.

Y si a Blecua este año le ha desbordado de emociones, como el homenaje recibido el pasado mes de mayo y dedicarle una calle, para Mir ha

TRALLERO-BLECUA-MIR-VILLELLAS

sido toda una sorpresa, “llevo muchos años fuera de Sariñena y aunque nunca me he desvinculado del pueblo, soy un desconocido para muchos sariñeneses”, afirmaba humildemente este profesor de instituto que precisamente se jubilaba en el día de ayer, “siempre que ha coincido el día de San Antolín en festivo me he acercado a verlo”.

Antes del pregón, Jacques Lambert, alcalde de Mezín, pueblo francés hermanado con Sariñena, junto con el representante de la agrupación del hermanamiento, Jean-Michel Urthaler, han hecho entrega de una bandera como símbolo de la fraternidad entre los dos pueblos.

La jornada daba comienzo con desfile de estas fiestas, que volvió a estar protagonizado un año más por la Charanga Sexofón animando el pasacalles junto al grupo de animación K de Calle con sus ‘Klimatolocos’ y una batukada, llevándose tras de sí a las carrozas de las mairalesas y a una marea humana de color azul formada por peñistas con ganas de saltar y bailar.