Las croquetas artesanales de Down Huesca llegan este viernes al consumidor de Sabiñánigo

Las artesanales croquetas que elaboran la empresa Deleita Inclusión de Down Huesca, bajo la supervisión del chef Carmelo Bosque, llegan este viernes a Sabiñánigo. La Asociación Down Huesca ofrecerá una degustación gratuita de estas croquetas hechas a mano acompañada con vinos de Viñas del Vero, de la D.O. Somontano, en el establecimiento de Cabrero e Hijos, Supermercado Alto Aragón, de la calle Coli Escalona, nº 68 de 10.00 a 13.00.

Las croquetas Down Huesca se pusieron a la venta el pasado mes de diciembre en el Supermercado Alto Aragón de Cabrero e Hijos en la calle Zaragoza en la localidad oscense con gran respuesta entre el consumidor que apreciaba la calidad del producto. Después llegaron a Barbastro y ahora recalan en la capital serrablesa.

Con la salida al mercado a finales de 2017 de las croquetas artesanas, la Asociación Down Huesca materializaba un proyecto de inclusión laboral que ha dado un empleo a cuatro jóvenes con discapacidad intelectual. Ellos se han formado con el equipo hostelero de Carmelo Bosque en las instalaciones del Castillo de San Luis gracias a un taller de cocina concedido por el INAEM.

De momento, las croquetas son exclusivamente de jamón y de espinacas con roquefort, pero en estos dos años de trabajo se ha experimentado con otros productos y sabores, tanto dulces como salados, que pronto saldrán al mercado.

El proyecto Deleita Inclusión es un paso más que da Down Huesca para conseguir a la normalización de las personas con discapacidad intelectual, permitiendo que tengan un acceso al mundo laboral y así una autonomía plena.