Lambán inaugura la ampliación de la planta de Ercros en Sabiñánigo, coincidiendo con el centenario de la química

El Presidente de Aragón, Javier Lambán, ha inaugurado la ampliación que la planta de Ercros en Sábiñánigo, en concreto, dos nuevas plantas de producción, una de cloro-sosa y otra de ácido clorhídrico, coincidiendo con la celebración del centenario de la fábrica.

El Presidente de Aragón ha descado que el hoy "emporio" industrial en el que se ha convertido el grupo, en Aragón es uno de los más importantes, lo cual no era probable hace cien años, dada su ubicación. Sin embargo, ha logrado permanecer, fijando población, además de constituir to un ejemplo para el modelo económico que el Ejecutivo quiere para la Comunidad, basado en la innovación y la industria y asentado por todo el territorio, no únicamente en la capital.

Para Lambán, esta celebración del centenario de Ercros en Sabiñánigo, así como otros hitos celebrados en los últimos días, ponen de manifiesto que "ha llegado la hora de Aragón, porque a su juicio, el talento está ligado a todos los sectores: en el terreno de la economía, de la innovación, el deporte, etc, todos ellos ejemplares para la promoción del territorio. Y dentro de él, ha destacado la provincia de Huesca, la más próxima a alcanzar el pleno empleo.

Lambán, no obstante, ha recogido el guante lanzado por el presidente de la Industria Química Española, Antón Valero, quien ha ofrecido cifras muy positivas sobre el sector y en concreto, de la fábrica de Sabiñánigo, pero ha alertado sobre cuestiones que deben ser cuidadas. Entre otros aspectos, los precios de la energía para ser competitivos. Lambán ha reconocido que no es justo que las empresas españolas paguen casi un 9% más por su factura eléctrica que sus competidoras en todo el mundo y se ha comprometido a impulsar políticas para corregirlo.

El Presidente de Ercros, Antonio Zabalza, ha destacado que esta expansión da una continuidad clara a la planta, que aunque ha cumplido cien años, "está más viva que nunca", plenamente modernizada, más integrada al producir muchas de sus materias primas primas y con unas perspectivas comerciales muy buenas, lo que se traduce en unas exportaciones del 60%.

Zabalza ha explicado que los motivos de la perdurabilidad de las empresas, sobre todo de las industrias, es su apuesta por la innovación y contar con equipos humanos cohesionados en todos los niveles y ámbitos, lo cual se ha reflejado en la planta de Sabiñánigo que, además, ha vivido siempre "en pefecta" simbiosis con los vecinos de la localidad.

Zabalza ha agradecido la labor de trabajadores, directivos e instituciones, citando al Ayuntamiento y al Gobierno de Aragón, por facilitar la gestión de la fábrica, así como su sentido "del medio y largo plazo", ya que a su juicio, "un poyecto industrial necesita confianza y seguridad jurídica para su consolidación".

Una planta avanzada

La expansión de Ercros se enmarca en un plan de inversiones de esta empresa para su planta de Sabiñánigo hasta 2020, que asciende a casi 30 millones de euros, en los que se incluyen las nuevas plantas citadas anteriormente y que desde 2009 sumarán una inversión total de 60 millones de euros.

Dentro de las últimas inversiones se incluye también la ampliación que se está llevando a cabo de la planta de tabletas para el tratamiento del agua de piscinas, que actualmente se encuentra en construcción. Su puesta en marcha está prevista para 2019. Estos productos se presentan como uno de los productos más relevantes de Ercros en Sabiñánigo, ya que son referencia en Europa, tras incorporar una nueva tecnología, obtenido el cloro y derivados por el proceso de celdas de membrana, el procedimiento tecnológicamente más avanzado y más respetuoso con el medio ambiente.

En las instalaciones de Sabiñánigo trabajan actualmente 210 personas, 5 de ellas con la última ampliación, además de otro medio centenar de trabajadores de subcontratas que les dan servicio permanentemente. Además, se está llevando a cabo un plan de rejuvenecimiento de plantillas con prejubilaciones, que en el último proceso afecta a la sustitución de 30 trabajadores que se jubilan anticipadamente.

Entre 12 y 14 profesionales integran la plantilla del departamento de I+D de la División de Derivados del Cloro. La compañía dispone de cuatro centros propios de I+D en los centros de Aranjuez, Monzón, Sabiñánigo y Tortosa que dan servicio a las divisiones de Farmacia, Plásticos, Química Básic ea y Química Intermedia, respectivamente.

La actividad industrial de la empresa aprovecha los recursos que la ciudad y el propio territorio tienen, como es el caso de los recursos energéticos. Pero ha sido la única se instaló y permaneció aquí, mejorando y diversificando su producción, generando expectativas de futuro en el único municipio industrial del Pirineo. Esta empresa es un referente en Sabiñánigo, contribuyendo al asentamiento de la población y haciendo que este municipio no sufra las consecuencias de la despoblación que tanto padece el entorno.

Tras varios movimientos accionariales, Ercros absorbió el Grupo Aragonesas en 2005 y desde 2009 se empezó a apostar por mejorar la producción, en concreto adelantándose a la prohibición de los usos de cloros que utilizaban métodos contaminantes y poniendo en marcha una nueva tecnología, obtenido el cloro y derivados por el proceso de celdas de membrana, el procedimiento tecnológicamente más avanzado y más respetuoso con el medio ambiente. En el caso de Ercros, esta prohibición ha supuesto el cierre de dos plantas, pero no así la de Sabiñánigo.

ERCROS

El portafolio de Ercros comprende más de un centenar de productos con múltiples aplicaciones en sectores muy diversos, como la industria química, farmacéutica, textil, papelera, la construcción, la industria de la madera y el mueble y el envasado, entre otros.

La actividad industrial se distribuye en 10 centros de producción, agrupados en cuatro divisiones: Química Básica y Plásticos, Química Intermedia y Farmacia. Las exportaciones representan el 60% de las ventas de Ercros, principalmente a países de la UE.

Uno de los programas que se encuentra en una fase más avanzada es el de los bioplásticos, que está centrado en el desarrollo de materiales basados en dos biopolímeros plásticos, biodegradables y fabricados a partir de fuentes naturales renovables. Por sus propiedades técnicas, su cualidad sostenible y su baja huella de carbono, los bioplásticos pueden llegar a sustituir a muchos de los plásticos más extendidos en el mercado.