La reforma del Centro Cívico de Huesca concluirá el próximo mes

El alcalde dice que “la ciudad recupera un espacio cultural y social más funcional, con mejores instalaciones y total accesibilidad”.

Visita-obra-Centro-CívicoEl alcalde de Huesca, Luis Felipe, ha visitado las obras de remodelación del Centro Cívico Santiago Escartín Otín, que están próximas a finalizar, y ha afirmado que con esta actuación “se recupera un espacio cultural y social para toda la ciudad de Huesca con mejores instalaciones, más funcionalidad, total accesibilidad y mayor confort para los usuarios”.

En estos momentos se ejecutan las fases II y III del proyecto, a cargo de la UTE formada por Hermanos Caudevilla y CRC Obras y Servicios, S. L., y en ellas se han invertido 608.267 euros. Se completa así la intervención integral en este espacio, tras una primera fase que se realizó previamente por un importe de 241.991,61 euros, dentro de la iniciativa Urban.

“Se trata de la inversión más importante del equipo de gobierno en lo que llevamos de mandato y esperamos que con estas obras se subsanen los problemas que arrastraba el edificio desde su construcción y que limitaban la funcionalidad de este espacio”, añadçia el alcalde, que estuvo acompañado en la visita por los concejales María Rodrigo, Yolanda de Miguel y Fernando Justes, así como por el arquitecto responsable del proyecto, José Ángel Ruiz, de la empresa IDOM, que ha explicado los detalles de la intervención.

Con esta actuación, el edificio se ha adaptado a la normativa actual de seguridad, climatización e instalación eléctrica. Asimismo, se han suprimido las barreras arquitectónicas con la adaptación de los baños y la instalación de un ascensor.

También se ha mejorado el aislamiento de todas las cubiertas y la pared de hormigón, con lo que se avanza en la eficiencia energética del edificio. Así, se ha acometido la impermeabilización en la cubierta sobre la sala de lectura, sala de cine y teatro y el núcleo de escaleras y ascensor para solucionar filtraciones.  También se han renovado todos los aparatos de climatización.

En cuanto al salón de actos, se ha mejorado el acceso a la cabina de proyección y se han reformado los camerinos y el acceso por la puerta de boca de carga, además de acometer mejoras en las salidas de evacuación. Con todo ello, la ciudad gana un nuevo espacio escénico para su actividad cultural con todas las condiciones necesarias.

El espacio de biblioteca también se ha transformado completamente en una nueva estructura a dos niveles creando zonas de consulta, de lectura y de estudio y de este modo ha triplicado su capacidad anterior.