La recreación de Alcubierre culmina con mucho éxito

Una fiesta de recreación histórica digna de mención la celebrada durante todo el fin de semana en Alcubierre. El sábado 14 y el domingo 15 de julio, el Grupo Etobattles despertó las pasiones de los alcoberreños y visitantes, transmitiendo la cultura y la historia del mejor modo que se puede hacer: ¡repitiéndola!.

La realidad es que la Segunda Guerra Mundial es la que más interés histórico tiene para el público.  Según los integrantes de Etobattles, “la segunda lucha mundial entre 1939 y 1945 sigue siendo la que más aficionados posee, aunque en España la Guerra Civil también es muy significativa”, ha explicado un grupo de soldados de distintas poblaciones, “somos de Valencia, Granada y Cádiz, aunque nuestros compañeros son de todas las provincias españolas y muchos extranjeros”.

 ‘Impresionante y fascinante’ eran las palabras que más se oían en  la recreación histórica de Alcubierre. Empezó el viernes 13 por la tarde con el montaje del equipo, las tiendas de campaña y las trincheras. Numerosos curiosos se acercaron viendo las labores de aquellos soldados de antaño construyendo puestos defensivos antes de la batalla, “es el único sitio donde hemos recreado la batalla del desierto, además nos motivaba mucho porque tenemos uniformidad y se han cumplido nuestras expectativas, incluso superado”, decían añadiendo que como el campamento base estaba ubicado en el camping y junto a las piscinas municipales, “ha sido una suerte disfrutar de las piscinas, en pocos campos de batalla contaban con unas piscinas como estas”, explicaban riendo.

El sábado 14, comenzó la batalla de verdad. Cientos de personas acudieron para contemplar asombradas el escenario de combate listo y atestado de tropas de todos los ejércitos, centrándose en los desafíos de alemanes e italianos sobre la posición de los Aliados, con símbolos  en diferentes idiomas, destacando la gran simulación de la batalla cuerpo a cuerpo.

El día culmino con la cena en el Salón Rosa del municipio donde todos los inscritos acudieron vestidos con trajes de aquellos años.

La mañana del domingo amanecía tan calurosa como la del sábado, pero esto no ha sido motivo para que la recreación alrededor de la iglesia de Santa Ana haya salido extraordinaria, “los diferentes grupos que han participado lo han hecho con el máximo agrado e interés, con un resultado muy positivo y prometedor que se reflejaba en sus caras y en sus comentarios”, destacaba el concejal de cultura, Alberto Lasheras.

Una vez en el campamento un grupo de integrantes de Etobattles ha comentado, “disfrutamos haciendo las recreaciones, la mayoría somos coleccionistas y esta es la mejor manera de tener viva una colección”, para ellos resulta más pedagógico, “como si se tratará de un museo didáctico que saca sus piezas a encontrar al público, haciéndoles descubrir una época de la historia donde pueden tocar todas las piezas, hablar con nosotros, es una forma de tener viva la historia a partir del coleccionismo y de las recreaciones”.

Por parte del promotor de la actividad, Jorge White, vecino de Binéfar, se ha mostrado muy satisfecho, “ha sido todo genial, el entorno, la acogida de la gente, las trincheras Orwell eran muy similares a las que se pueden encontrar en Túnez, hemos tenido el escenario perfecto”, ha subrayado prometiendo que volverán, “volveremos como dijo Macarthur”.

Lasheras también ha afirmado que a los vecinos de Alcubierre también les gustaría que volvieran, “se buscaría más apoyo y estoy seguro que se superaría el éxito logrado este fin de semana”