La Policía Nacional detiene infraganti a un hombre de origen georgiano marcando pisos con la técnica del hilo invisible

  • Varios ciudadanos informaron durante el viernes de que habían observado en sus puertas el señuelo del que se había alertado desde Policía Nacional, por lo que se implantó un dispositivo específico en las zonas señaladas

  • Durante la madrugada del sábado una vecina avisó al 091 de la presencia de un hombre en actitud sospechosa en su rellano. Los agentes se personaron de forma inmediata, logrando detener infraganti al ladrón, que trató de huir en diversas ocasiones acometiendo a los agentes y que intentó desprenderse de los útiles con los que realizaba las marcas y revisaba su estado: un bote de pegamento, pañuelos, una pequeña navaja, y un mechero linterna

  • El detenido, con antecedentes por robo con fuerza en las cosas, contaba con una segunda identidad en nuestro país, constándole una orden de detención emitida por un juzgado de Barcelona, así como una orden de expulsión de España, que está siendo tramitada por la Brigada de Extranjería y Fronteras

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un varón de 35 años de origen georgiano como autor de los robos en domicilios cometidos en la ciudad de Huesca por la técnica del hilo invisible, siendo sorprendido infraganti cuando se encontraba colocando señuelos en el interior de un edificio.

La detención tuvo lugar a las 05:30 horas de la madrugada del sábado 24 agosto en el marco de un dispositivo especial implantado para la prevención de robos en viviendas y diseñado para descubrir y  actuar de manera inmediata en caso de detectar a los autores de varios robos que se habían cometido en la ciudad de Huesca.

En la Comisaría de Huesca se tuvo conocimiento de varios robos cometidos el anterior fin de semana en dos fincas muy próximas entre sí situadas en el barrio de San Lorenzo. La inspección realizada en los mismos determinó que en los mismos se había empleado la técnica conocida como del hilo invisible para poder filtrar aquellas viviendas que se encontraban sin sus moradores.

Desde Policía Nacional se realizó un llamamiento a la colaboración ciudadana, explicando esta metodología para que de esta forma los vecinos de Huesca pudieran informar si detectaban estos señuelos en sus viviendas.

Conocedores de esta técnica, son muchos los ciudadanos que han revisado sus puertas, recibiéndose varias llamadas durante el viernes 23 de agosto a la Sala Operativa 091 que han facilitado información fundamental para ejecutar el dispositivo policial y que han permitido reforzar la vigilancia en estas zonas.

El operativo policial ha facilitado que los agentes actuaran con gran rapidez ante la llamada de una ciudadana que a las 05:30 horas avisó de la presencia de un hombre en actitud sospechosa en su rellano. Los agentes lograron detenerle infraganti cuando se encontraba marcando un bloque en la calle San Juan Bosco.

Esta persona trató de huir en diversas ocasiones acometiendo a los agentes e intentando desprenderse de los útiles con los que realizaba las marcas y con los que revisaba con posterioridad su estado. Los agentes han intervenido un bote de pegamento, una pequeña navaja, unos pañuelos con los que el arrestado eliminaba el sobrante de pegamento para hacerlo más sutil, y un mechero linterna con el que revisaba los señuelos.

El detenido, de 34 años y de origen georgiano, cuenta con varios antecedentes policiales por robo con fuerza. Además, la reseña de Policía Científica ha permitido conocer que el mismo dispone de una segunda identidad en nuestro país con la que le consta una orden de detención emitida por un juzgado de Barcelona, así como una orden de expulsión de territorio nacional que está siendo tramitada por la Brigada de Extranjería y Fronteras.

El detenido ha sido puesto a disposición judicial el día 26 de agosto, acusado de delitos de atentado a agente de la autoridad y robos con fuerza. Al mismo se le atribuyen cuatro robos que fueron cometidos en dos finca durante el fin de semana del 17 y 18 de agosto en el barrio de San Lorenzo, así como otros cuatro robos que fueron cometidos entre los días 24 y 26 de julio en el barrio La Encarnación y que la investigación realizada ha permitido relacionarle.

Técnica del hilo invisible

La técnica del hilo invisible consiste en colocar un señuelo en todas las puertas de un inmueble que permita saber si hay alguien en el interior de la vivienda. Esta marca se realiza de tal forma que pase desapercibida para los propietarios de la casa, utilizando un fino hilo de silicona o pegamento, en zonas de la puerta que quedan fuera del campo de visión, como por ejemplo en la parte inferior. Este hilo se coloca uniendo el marco y la hoja de la puerta de tal forma que si la puerta se abre el hilo se rompe, siendo esto señal de que los moradores han entrado en la vivienda,, y por el contra, evidenciando los hilos que permanecen intactos el domicilio se encuentra sin moradores.