La Justicia da la razón a Cruz Blanca en el conflicto laboral de la Casa Familiar San Lorenzo de Huesca

Los sindicatos exigían la aplicación de un convenio colectivo diferente al vigente.

Visitando-el-Supermercado-Social-TauUna sentencia emitida por la Sala Social del Tribunal Superior de Justicia de Aragón ha dado la razón a la Casa Familiar San Lorenzo de Huesca de los Hermanos Franciscanos de Cruz Blanca en un conflicto laboral planteado por varios sindicatos.

En primera instancia el Juzgado de lo Social de Huesca habría estimado la demanda de CCOO, CNT y CGT contra la Casa Familiar San Lorenzo, de la Cruz Blanca al considerar que no estaban aplicando el convenio adecuado a los trabajadores.

Los sindicatos demandaban la aplicación del Convenio de Intervención Social, y no el de Servicios de Atención a las Personas Dependientes y Desarrollo de la Autonomía Personal, que es el que se está aplicando.

El Tribunal Superior de Justicia de Aragón, que achaca contradicciones y desajustes al fallo del Juzgado de lo Social de Huesca, determina la nulidad del fallo, y señala que la Casa Familiar San Lorenzo es una residencia para personas con discapacidad, personas que cuentan con un certificado oficial de discapacidad.

Además, la sentencia recuerda que la Secretaría General Técnica de Servicios Sociales y Familia del Departamento de Servicios Sociales y Vivienda del Gobierno de Aragón tiene concedida la autorización de funcionamiento a la Casa Familiar San Lorenzo como “residencia de personas con discapacidad”.

Por otra parte el Tribunal Superior de Justicia de Aragón señala, en su fallo, que el Convenio de Acción e Intervención Social, propuesto por los sindicatos, está impugnado en vía judicial.