La judía caparrona de Monzón estará en el homenaje a Mont-rodón

 

judia caparrona logoEn esta XVI edición del Homenaje a Guillem de Mont-rodón se va a promocionar uno de los productos de la huerta tradicional de Monzón: en la cena del sábado noche la protagonista será la Judía Caparrona.

El concejal de desarrollo de Monzón, Gonzalo Palacín argumentaba que “nos ha parecido adecuado el marco de Mont-rodón para este acto promocional de un producto autóctono como la judía caparrona, en la que se está trabajando para ponerla de nuevo en valor. Por el momento de judía no hay mucha cantidad pero esperemos que este paso sirva para para próximas ediciones y podamos conjugarlo con el evento histórico”.

La Asociación de Productores, quien junto al CEDER de la Zona Oriental de Huesca y al CITA, han trabajado en la recuperación y conservación de esta semilla, va a facilitar unos 60 kg de judía de cosecha de esta pasada campaña, producto con el que el cocinero local Jairo Sánchez elaborará un guiso de judía acompañada por tocino y chorizo (entre otros ingredientes). El cocinero apuntaba que “es todo un reto culinario, trabajar en esta cita tan importante, para tanta gente, pues saldrán unas 600 raciones y hay que tratar la judía con mucho mimo, con especial atención a la cocción para suavizar la piel, etc.”

Esta cena templaria tendrá lugar en la noche del sábado a las 22,30 h en el patio del Colegio Joaquín Costa. En principio se calcula que pueden salir a la venta unas 200 raciones con tiques a 3 euros para degustar esta judía Caparrona de Monzón, que tuvo su auge de producción y comercialización en los años 50 y 60 del pasado siglo. Con el desarrollo industrial dejó de cultivarse y han llegado a nuestros días gracias al trabajo de algunos hortelanos que todavía la conservaban en sus huertos para autoconsumo.

El presidente de la asociación de productores, Javier de Pablo, destaca el trabajo que se ha venido haciendo estos últimos meses y explicaba que “esta primera campaña han sido 5 productores y han salido 250 kg; estamos viendo costes de producción y otros aspectos técnicos. Para la próxima campaña espero que podamos llegar a los 1.000 kilos de judía y que se impliquen varios productores más. Vamos despacio pero seguros”.