La guardia civil desmantela una red que comercializaba carne de caballo no apta para el consumo

Se acaba de conocer que la guardia civil ha desmantelado una red de empresas dedicadas a comercializar carne de caballo no apta para el consumo. El centro de la trama se encuentra en España donde se sacrificaban de caballos de forma ilegal para introducirlos en la cadena de alimentación sin cumplir los requisitos de salud pública. Este fraude es idéntico al que OCU denunció en 2013 cuando en un análisis detectó la presencia de carne de caballo en productos de vacuno.

OCU exige a la AECOSAN y las autoridades sanitarias de las Comunidades autónomas que de forma inmediata informen sobre el alcance del fraude descubierto por la Guardia Civil. Entre otras cuestiones OCU pide que mediante la trazabilidad se informe del destino de la carne de caballo ilegal y procedan a la retirada de todos los productos que pudieran haber llegado al mercado, tanto en España como en otros países de Europa.

Al mismo tiempo OCU pide que se extremen los controles para detectar este tipo de fraudes, controles que claramente se muestran insuficientes a la vista de la repetición en pocos años de fraudes similares.