La guardia civil auxilia a tres personas y a numerosos vehículos

  • Una patrulla de la Guardia Civil de Angües accedió hasta la carretera de Lusera para auxiliar a tres personas que se encontraban aisladas en su vehículo

 

  • En un primer momento los llamantes manifestaron su intención de pasar la noche en el vehículo, pero ante las inclemencias meteorológicas que se esperaban por la noche, desde la central 062 se envió una patrulla para acceder hasta el vehículo y comprobar el estado de sus ocupantes

 

  • Los senderistas se encontraban en su vehículo desde las siete de la tarde, atrapado por la nieve en una vía sin apenas tránsito, tras realizar una actividad durante el día por la Sierra de Guara

 

  • Patrullas de Seguridad Ciudadana de Tráfico auxiliaron igualmente a vehículos que tuvieron dificultades debido al temporal de nieve

Sobre las 19’10 horas de ayer se recibió una llamada en la central 062, en la que 3 personas que habían realizado una actividad de senderismo por la Sierra de Guara, al regresar a su vehículo, que estaba estacionado en el desvío de Lusera de la carretera de Belsué a Nocito SC-22163-02, éste se encontraba atrapado por la nieve, informando que estaban bien, que tenían gasolina, ropa de abrigo y agua, si bien no tenían suficiente batería en el teléfono móvil y daban aviso porque se preparaban para pasar la noche en el vehículo a la espera de que mejoraran las condiciones al día siguiente.

coche nieve

A la vista de las condiciones meteorológicas que se esperaban para toda la noche, sobre las 22 horas, desde la central 062 de la Guardia Civil de Huesca, solicitó a la patrulla del Puesto de Angües que se acercaran hasta el lugar donde se encontraban, para confirmar su estado y en caso de que fuera necesario preparar un posible auxilio.

 

La carretera de acceso al lugar presentaba tramos con hasta 30 cm de nieve, lo que dificultaba la circulación, por lo que la patrulla tardó más de dos horas en llegar hasta el lugar donde estaba el vehículo. Las senderistas se encontraban en el interior del vehículo, les quedaba poco combustible y no tenían batería en el teléfono móvil, por lo que la patrulla ya de madrugada procedió a su evacuación, en previsión de que las condiciones meteorológicas no iban a mejorar y la nieve no iba a permitir la salida del vehículo, por lo que podían quedarse sin combustible, procedieron al traslado en el vehículo oficial hasta su domicilio en Huesca, donde llegaron en torno a las cinco de la madrugada, dejando su furgoneta en el lugar a la espera de que desaparezca la nieve del lugar y pueda ser recuperada.

 

Por otra parte debido a las incidencias ocurridas en la tarde noche de ayer, con motivo de las copiosas nevadas en diferentes zonas de la provincia de Huesca, patrullas de Seguridad Ciudadana y Tráfico tuvieron que auxiliar a conductores en diferentes vías, como la N-260 entre Yebra de Basa y Boltaña, la N-330 a su paso por Hostal de Ipies, Lanave y Monrrepos.

 

Recibiéndose en la central 062 una gran cantidad de llamadas, procedentes de conductores que solicitaban atención, teniendo que realizarse por parte de los agentes de Seguridad Ciudadana y Tráfico, así como desde la propia central 062, una importante labor de coordinación y auxilio, para que la situación afectase lo menos posible al resto de conductores.

 

Desde la Guardia Civil de Huesca se recuerda a los conductores que es necesario consultar la meteorología de la zona por donde tienen previsto circular, sobre todo si lo van a hacer en zonas de montaña, teniendo en cuenta la necesidad de llevar cadenas y saber utilizarlas o neumáticos de inverno, con el fin de evitar que los agentes tengan que impedirles el paso.

 

Se recuerda igualmente que es conveniente llevar el teléfono móvil con carga suficiente, así como combustible en el vehículo para hacer frente a imprevistos y hacer caso a la señalización de los paneles informativos y de los agentes cuando adviertan la necesidad de llevar cadenas o neumáticos de invierno.