La formación en la aplicación de terapias oncológicas: una alternativa que aumenta su demanda

La formación en la aplicación de terapias oncológicas se ha convertido en una de las alternativas que más está aumentando su demanda en el último año, y es que la necesidad de nuevos profesionales para el sector, está empujando a muchas personas a orientar su vida laboral desde esta nueva perspectiva sanitaria que cuenta con numerosas vacantes a la espera de ser cubiertas.

Qué es la formación en la aplicación de radioterapia

La formación en la aplicación de radioterapia es un ciclo de FP que cada vez tiene una mayor demanda por parte de personas que quieren desarrollar su carrera laboral en el ámbito de la sanidad.

Existen distintos tipos de radioterapia, las cuales están dirigidas a satisfacer las necesidades clínicas de los pacientes oncológicos, es decir, aquellos que padecen todo tipo de tumores, ya sean benignos o malignos.

No obstante, este tipo de terapias, están especialmente centradas en aquellos pacientes que sufren tumores malignos, lo que se traduce en pacientes con cáncer.

Esta formación busca en todo caso ofrecernos el primer peldaño para conocer los tipos de radioterapia disponibles, así como estar abiertos a las nuevas que van apareciendo y que mejoran las perspectivas de los pacientes.

Nuestro cometido será el de formarnos para poder obtener el Grado Superior en Radioterapia y Dosimetría, conociendo el modo de atender al paciente, los equipos y fundamentos físicos necesarios, radiología, anatomía, tratamientos, dosimetría tanto física como clínica, teleterapia, braquiterapia, etc.

Cuáles son los requisitos para esta formación

Para poder acceder a este ciclo formativo en la aplicación de radioterapia, tenemos la posibilidad de entrar desde distintas ramas, que son las siguientes:

  • Título de Bachiller de la LOE.
  • Título de Bachiller de la Ley Orgánica 1/1990.
  • Título de Bachillerato Unificado Polivalente, conocido como BUP.
  • Título de Técnico Especialista, Técnico, Técnico Superior o equivalente.
  • Título de Técnico con el curso de acceso a ciclos formativos de grado superior.
  • Segundo curso de Bachillerato Experimental.
  • Curso de Orientación Universitaria (COU) o Curso Preuniversitario.
  • Título universitario.
  • Prueba de acceso al ciclo formativo de grado superior.
  • Prueba de Acceso para la Universidad para mayores de 25 años.

Es importante que nos aseguremos de que cumplimos con al menos una de ellas, de manera que podremos ponernos en marcha para hacernos con una de las múltiples vacantes en el ámbito de la radioterapia que cada vez son mayores en número.

Descubre las salidas profesionales de la formación en la aplicación de radioterapia

En cuanto a las salidas, esta formación nos va a permitir acceder a las siguientes.

  • Técnico superior en radioterapia.
  • Técnico especialista en radioterapia.
  • Personal auxiliar de los servicios de protección radiológica.
  • Delegado comercial de equipos de radiolectrología médica.

Además, una vez se haya finalizado el ciclo, se abren nuevas puertas no solo laborales, sino también académicas como estudiar un nuevo Ciclo de Formación Profesional de Grado Superior con asignaturas convalidadas o acceder a enseñanzas universitarias con asignaturas convalidadas.

En definitiva, el campo de profesionalización es muy amplio, y permite abarcar diferentes puestos dentro de la rama sanitaria, y con unas perspectivas laborales muy positivas para todo aquel que esté interesado en esta formación.