La Expo-feria de Sobrarbe, una feria que refleja la economía de Aínsa y su comarca

El próximo fin de semana, el Castillo de Aínsa acogerá la trigésima tercera edición de la Expo-feria de Sobrarbe, un certamen que, organizado por el Ayuntamiento de Aínsa-Sobrarbe, la Cooperativa Sobrarbe y la Asociación Empresarial Turística Sobrarbe, congregará a más de 130 expositores.

Heredera de ferias medievales, la Expo-feria sigue en su apuesta por divulgar y potenciar las razas y variedad autóctonas, tanto ganaderas como agrícolas. Del 7 al 9, la feria servirá de punto de encuentro de muchos vecinos de la comarca de Sobrarbe, a los que se suman otros de comarcas limítrofes, del sur de Francia y de diferentes puntos de Aragón y Navarra.

La ganadería y la agricultura son dos de los pilares de esta feria, a los que en los últimos años se han incorporado los aspectos ambientales, de la mano de la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos. Edición tras edición, el certamen adquiere mayor especialización en los citados sectores, reflejando así la evolución que vive la agricultura y la ganadería en Sobrarbe.

Expoferia de Sobrarbe, de izda a drcha Enrique Pueyo, Maribel de Pablo, José Antonio Murillo y Juan Antonio Gil

Según datos ofrecidos por el alcalde de Aínsa, Enrique Pueyo, de los 90 negocios creados en nuestro municipio desde 2015, 32 corresponden al sector primario; de esos 32, se han producido 19 incorporaciones nuevas y las 13 restantes obedecen a regularización de explotaciones ya existentes. Los 58 negocios restantes se enmarcan en el área de servicios, fundamentalmente”.

 

Pueyo ha detallado los programas –Sobrarbe Autótono y Sostenible, Sobrarbe Agrodiverso y Sostenible, POCTEFA DUSAL-, en los que participa el Ayuntamiento de Aínsa-Sobrarbe apoyado por diferentes instituciones. En el marco de la feria se dará a conocer el primer zumo de manzana de montaña, con fruta recolectada en la zona, dentro de Sobrarbe Agrodiverso y Sostenible, que promueve y defiende la agricultura tradicional, como las manzanas en altura, variedad de judías de montaña (Buerba) o patatas en altura (Las Bellostas).  El alcalde ha destacado que en proyectos de cooperación, nuestro ayuntamiento es un referente dentro de la Comunidad Autónoma de Aragón. Una de las acciones del POCTEFA DUSAL también se reflejará en la feria, en un estand que reunirá a oficinas de turismo de los territorios españoles y franceses del Pirineo que abarca este programa.

Dentro de la Expo-feria de Sobrarbe, la artesanía alimentaria es uno de los sectores más potentes y es ahí donde juegan un papel trascendental los productores locales, muchos de ellos nacidos al amparo del Geoparque Sobrarbe-Pirineos. También habrá una presencia destacada de automoción agrícola.

En el apartado ambiental, el presidente de la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, Juan Antonio Gil ha detallado las actividades del programa BIODIVER, financiado en gran parte por la Diputación Provincial de Huesca, incluidas en el calendario ferial, y que incluyen tres charlas dentro de las Jornadas Ganaderas y los talleres de mariposas y anillamiento de aves que se impartirán el sábado y el domingo, respectivamente.

Una de las novedades de este año, tal y como ha indicado Gil es la creación del Premio a la Biodiversidad agrícola y ganadera, en reconocimiento a las buenas prácticas en el sector primario, tales como el uso de fertilizantes naturales, el cultivo de variedades locales, entre otras cosas. Esta semana se fallará el premio, distinción que siempre recaerá en un agricultor o ganadero de Sobrarbe. Será en la comida-subasta del domingo, cuando se haga público el nombre del ganador y la entrega del premio por parte del alcalde y del director de la feria.

La diputada provincial de Desarrollo, Maribel de Pablo, ha felicitado a los organizadores por cómo esta feria ha sabido especializarse. De Pablo ha recordado que la DPH invierte 220.000 euros en una veintena de ferias en la provincia altoaragonesa, cifras que luego se ven multiplicadas por 4 en el territorio. Ha subrayado que esta feria es un reflejo de la economía de Sobrarbe, que desde nuestra institución apoyamos y seguiremos haciéndolo en el futuro. Para De Pablo, este tipo de ferias contribuyen a reforzar el turismo de proximidad y forman parte de una estrategia para mantener vivo el territorio porque no se puede dar la espalda al medio rural.

El director de la Expo-feria de Sobrarbe, José Antonio Murillo, ha remarcado la importancia de programar actividades para atraer a público de todas las edades, con juegos para niños o este año con la presentación de un vídeo realizado por alumnos del IES Sobrarbe de Aínsa en el que reflexionan sobre el mundo rural.

Murillo se ha referido a la hostelería como un pilar fundamental en Sobrarbe y ello se refleja en la comida-subasta del día 9, que esta edición se dedica al ovino, concretamente al Masito de Montearagón, que se asará entero a la vista del público antes de proceder a su subasta.

Finalmente, el director de la feria ha apuntado que la inversión que conlleva este certamen ronda los 55.000 euros.