La DPH abre la convocatoria de becas y ayudas para el sector de las artes visuales

Con una dotación de 39.000 euros, la Diputación convoca de nuevo las becas y ayudas a las artes visuales para que los creadores puedan desarrollar sus propios proyectos y apoyar diversos caminos de investigación y formación artística. Las Becas Ramón Acín y Antonio Saura alcanzan su XVII edición y, a la vista de las necesidades, se han ido sumando nuevas líneas en el campo de  la creación audiovisual, la gestión cultural o la investigación de fondos fotográficos.

Desde que en el año 2002 la DPH concedió a José Noguero, Rebeca Mutell y Javier Aquilué las primeras becas de artes visuales, se han forjado como un modelo para fomentar la creación y la investigación ajustado a los tiempos actuales con una nómina ya de cerca de cincuenta profesionales. Así lo describe la responsable de Cultura, Berta Fernández, para quien representa  una “línea de colaboración permanente dentro de las artes plásticas que nos permite promocionar a los nuevos creadores y darles también visibilidad”.

De esta forma, puede seguir potenciándose el tejido cultural ligado a la creación, no solo de los artistas sino también de gestores, comisarios o investigadores porque pueden elegir entre cinco modalidades de ayudas: la de creación Ramón Acín, la de formación e investigación Antonio Saura, las ayudas a la producción o creación de proyectos audiovisuales, las dirigidas a la investigación sobre fondos fotográficos Ángel Fuentes de Cía y la dirigida al comisariado.

El plazo de presentación de los proyectos será hasta el 24 de julio en el caso de la beca Antonio Saura y hasta el 31 de julio para el resto de las ayudas. En todos los casos la duración es de un año, y la información y detalles de la convocatoria están accesibles a través de www.dphuesca.es/ayudas-artes-visuales, en un espacio en el que también se puede consultar las ediciones anteriores.

A pesar de estar satisfecha por haberlas sacado adelante, la responsable de Cultura en la DPH se refiere a un nuevo marco legal “que nos ha obligado a rediseñarlas”, pero el nuevo formato mantiene las cantidades, así como las disciplinas artísticas y siguen siendo de concurrencia abierta y cada una de ellas con jurados compuestos por expertos en el mundo de las artes visuales.

Dotación económica de 39.000 euros

Al mismo tiempo que Gema Rupérez, María José Hasta, Elena del Diego, Lola Gracia y Sergio Sánchez finalizan sus proyectos, se convoca una nueva edición porque la historia de la Diputación Provincial en este ámbito es tan larga que se remonta a más de cien años atrás cuando Ramón Acín fue unos de los becados. Con una dotación de 12.000 euros, la ayuda a la creación que lleva su nombre está pensada para facilitar la realización de sus propios proyectos artísticos en líneas de investigación vinculadas a su trayectoria personal y que propongan nuevos proyectos de creación.

En este caso, se pone el foco en el apoyo a los artistas visuales y están destinadas a creadores de cualquier disciplina que quieran desarrollar trabajos vinculados a la provincia de Huesca, mientras que en la beca de formación e investigación Antonio Saura, el perfil es el de un artista que quiere completar su formación con estudios y se premia, con 6.000 euros, a los mejores proyectos y propuestas de formación presentadas por artistas naturales o residentes en Huesca, menores de 35 años.

Aunque incentivar la creación artística es importante, promover y apoyar el trabajo de quienes reúnen, componen y promocionan las exposiciones que permiten al público acercarse al arte tiene un papel destacado para el desarrollo de las producciones artísticas de cualquier estilo. De ahí nacieron las ayudas al comisariado, para estimular la realización de proyectos expositivos relacionados con el arte contemporáneo para llevar a cabo en equipamientos de la provincia o en la propia sala de exposiciones de la Diputación. En su tercera edición, se destinan principalmente a gestores culturales, historiadores o profesionales del arte contemporáneo con proyectos originales e inéditos.

 

También hay una línea para el sector audiovisual, pensada para facilitar a los realizadores altoaragoneses la producción de cortometrajes, mediometrajes, documentales o videoclips en los que la provincia de Huesca forme parte del argumento o la localización, en sintonía con la larga tradición de realizadores en el campo del cine y del video altoaragonés. En este caso el importe total es de 12.000 euros.

Para todos los investigadores del patrimonio fotográfico y audiovisual están las becas Ángel Fuentes de Cía en las que pueden proponer proyectos de investigación y divulgación de fondos fotográficos referidos a la provincia de Huesca. Dotadas con 6.000 euros, llevan el nombre de Ángel Fuentes de Cía como homenaje a este conservador y restaurador de prestigio en Europa, fallecido en los último años y quien a lo largo de su carrera profesional colaboró en numerosas ocasiones con la Fototeca Provincial.