La DGA vuelve a solicitar a la jueza que dé su permiso para incautarse de los 44 bienes de Sijena retenidos en Lérida

Finalizado el periodo vacacional, el Gobierno de Aragón vuelve a insistir en su petición, tras los reiterados incumplimientos de la Generalitat
Patrimonio tiene listo el dispositivo para acudir a por las piezas y el Monasterio está ya preparado para su exposiciónimagenes__MG_7982_Foto_Luis_Correas_GA_763a22b8

Los servicios jurídicos del Gobierno de Aragón han vuelto a solicitar esta mañana al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 1 de Huesca que autorice la entrada de técnicos de Patrimonio auxiliados de las fuerzas de seguridad al Museo de Lérida para recuperar las 44 piezas de Sijena allí retenidas. En su escrito, el Gobierno recuerda que la Generalitat tenía un plazo hasta el 25 de julio de 2017 para comunicar cómo iba a efectuar el traslado de los bienes y una fecha límite de entrega del 31 de julio.

Ante el incumplimiento de ambos plazos, y tras la decisión del juzgado oscense de desestimar la petición del Ejecutivo para que agosto fuera considerado mes hábil, el Gobierno vuelve a solicitar hoy, con carácter inmediato, que la jueza autorice la entrada al Museo de Lérida para la incautación judicial y posterior traslado de los 44 bienes al Real Monasterio de Sijena.

El director general de Cultura y Patrimonio, Nacho Escuín, ha informado de que el operativo para el traslado está listo y confía en el retorno “inminente” de las piezas. Hay que recordar que un equipo de técnicos de Patrimonio y de los museos de Huesca y Zaragoza estuvieron esperando el 31 de julio en Sijena hasta las 22.00, hora límite marcada por la jueza, por si se producía el traslado. Desde entonces, hay un dispositivo preparado por si la jueza da su autorización. Además, todo está preparado en el Monasterio para la recepción de las piezas.  El Gobierno de Aragón ha invertido más de 400.000 euros en la rehabilitación de estos espacios.

El pasado verano, la Generalitat ya incumplió los plazos para devolver los bienes de Sijena, de los que solo envió 51 que se encontraban en el Museo Nacional de Arte de Cataluña. Faltan por tanto 46 piezas: dos que Cataluña dice que ha extraviado y las 44 que duermen en el Museo de Lérida, la mayoría sin exponer.