La Comarca de Los Monegros celebra el regreso de los bienes al Monasterio de Sijena, un hecho histórico para el territorio

La presidenta de la Comarca de Los Monegros, Judith Budios, se ha mostrado muy satisfecha porque “por fin se ha hecho Justicia”, además de agradecer el trabajo realizado por parte de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, así como a todas las instituciones, colectivos y personas que han contribuido a que por fin sea realidad el regreso de 43 de las 44 obras de arte del Monasterio que se encontraban en el Museo de Lérida y que han vuelto a Sijena por sentencia judicial. “Se ha cumplido la Ley y esto nada tiene que ver con asuntos políticos de otra índole. Es un pleito muy largo en el tiempo y nos han dado la razón en todas las instancias judiciales y, en esta ocasión, el gobierno de España ha facilitado el cumplimiento de la sentencia”, ha señalado Budios, quien ha subrayado “la unidad de los monegrinos, por encima de colores políticos, así como de las instituciones y de la sociedad civil para defender nuestro patrimonio y nuestra identidad”. La presidenta ha señalado, asimismo, que espera que esta recuperación “se convierta también en un factor de dinamización económica para el territorio”.

Por su parte, el alcalde de Villanueva de Sijena y vicepresidente de la Comarca de Los Monegros, Ildefonso Salillas, destacaba ayer durante el acto de recepción de los bienes que “gracias a nuestro sistema democrático hemos podido acudir a los tribunales y hemos podido demostrar que lo que pasó aquí fue una injusticia. Me tengo que remontar a muchos años antes 1936 y a los años 1960 y 1970, cuando los vecinos de Villanueva de Sijena vieron con impotencia la injusticia que se produjo al ver salir las piezas del Monasterio y no poder hacer nada por impedirlo, eran circunstancias diferentes. Por eso quiero alabar a esta democracia que permite a un pueblo como el nuestro, con menos de 500 habitantes, ser co-demandantes con el Gobierno de Aragón y poder demostrar en un juzgado que tenemos razón”. Para el alcalde, “las piezas que han regresado van a ser como un bálsamo para los habitantes de Villanueva de Sijena y van a restañar esas heridas que hemos sufrido, pero nos queda mucho por recuperar”. En este sentido, ha recordado que “en el Juzgado de Primera Instancia número 2 de Huesca se encuentra el tema de las pinturas murales del Monasterio de Sijena, entre ellas, las de la Sala Capitular y las pinturas profanas”.

El Real Monasterio de Sijena, del siglo XII, fue declarado Monumento Nacional en el año 1923. Fundado en 1188 por la reina Doña Sancha de Castilla, esposa del rey aragonés Alfonso II, fue el principal monasterio femenino de la Orden de San Juan de Jerusalén. Además, fue Panteón Real, Archivo y Corte, ya que estuvo desde su fundación estrechamente ligado a los reyes de la Corona de Aragón. Es uno de los mayores tesoros artísticos y protagonista activo de la historia de Aragón que sufrió un devastador incendio durante la Guerra Civil y el expolio de la mayoría de sus obras de arte y bienes. A pesar de todo, todavía conserva joyas arquitectónicas como su impresionante portada cisterciense compuesta por catorce arquivoltas en degradación.