La Cartuja de Nuestra Señora de las Fuentes luce ya una cubierta totalmente rehabilitada

La Cartuja de Nuestra Señora de las Fuentes presenta ya los primeros signos de recuperación gracias a la rehabilitación de las cubiertas que integran el recinto sacro, cuyas obras están ya concluidas. Así se ha ratificado con la recepción de la tercera fase de las mismas en un acto en el que ha participado el Presidente de la Diputación Provincial de Huesca, Miguel Gracia, los responsables técnicos de la dirección de la obra, Daniel Zabala y Cristina Puertas, el delegado de Intervención, Alfredo Laguna y el responsable de la empresa ejecutora de las obras de esta fase, Jorge Vivas.

Pablo Otín_DPH

Pablo Otín_DPH

De esta forma, la Diputación Provincial de Huesca cumple con su compromiso de restaurar y rehabilitar este recinto monacal y desde su adquisición en junio de  2015, la institución provincial ha estado actuando en varias fases. Las obras se han centrado en frenar el deterioro de la cubierta, que presentaba mal estado y suponía una amenaza para las pinturas murales del interior de la iglesia y de otros elementos patrimoniales del recinto sacro.

Miguel Gracia ha considerado un acierto la decisión de la Diputación de Huesca de adquirir este Bien de Interés Cultural, que, pese a estar catalogado como tal y presentar más de 2.000 metros cuadrados de pinturas murales de Fray Manuel Bayeu, no había suscitado el interés de otras administraciones, y solo la Diputación de Huesca se puso en contacto con la propiedad privada que entonces poseía la titularidad de este recinto.

“Trabajamos para recuperar este recinto y darlo a conocer de forma que pueda convertirse en un motor de desarrollo turístico no sólo de los Monegros, sino de toda la provincia”, ha dicho Miguel Gracia. Ha recordado que en apenas dos años de titularidad pública, la visibilidad que se le ha dado ha posibilitado, entre otros logros, que sea escenario cinematográfico, de rodaje de documentales u objeto central de reportajes en medios de comunicación tanto de Aragón como de otros puntos del país.

“La Cartuja tiene un gran potencial y la Diputación de Huesca trabaja para recuperar tantas décadas de olvido y devolverle el esplendor que un día tuvo”, ha dicho Miguel Gracia, quien además ha recordado que la Diputación lo hizo sin tener competencias en la materia pero entendiendo el valor y relevancia del monasterio. Asimismo se ha referido al esfuerzo y la voluntad de los vecinos del entorno en el cuidado de este Bien y en el mantenimiento de las costumbres que se celebran entorno al mismo, como la romería de San Isidro en el mes de mayo.

De hecho, al acto han asistido colectivos y particulares interesados en conocer la evolución de estas obras, así como representantes de los ayuntamientos de Sariñena, Lanaja y otras localidades monegrinas, como el diputado Joaquín Monesma, representantes de la Comarca de Los Monegros, miembros de la asociación de vecinos de La Cartuja de Monegros, técnicos de la Diputación de Huesca tanto de Obras como de Cultura y también ha recordado Miguel Gracia a Armando Borraz, alcalde de Lanaja y diputado provincial fallecido el pasado mes de mayo.

La Cartuja, abierta a las visitas

Incluso estando en obras, la Diputación de Huesca ha apostado por mantener las puertas abiertas a todos aquellos visitantes que quieran conocer la Cartuja de Nuestra Señora de las Fuentes. Así, la empresa Sueña Monegros lleva a cabo visitas guiadas cada fin de semana, en las que un profesor de historia, una guía y una auxiliar ayudan al visitante a conocer y disfrutar de este patrimonio.

Las visitas se pueden realizar durante todo el fin de semana, sábados y domingos: se desarrollan de 11 a 14 horas y se abre también a grupos interesados mediante la reserva previa a través del correo electrónico visitalacartuja@dphuesca.es. Desde que comenzaron, en un año han superado las 6.000 personas que han participado en esta actividad.