La actitud es una decisión

¡Buenos días!   La actitud muestra el modo en el que una persona afronta o se enfrenta ante una situación concreta,  muestra como la fortaleza de un ser humano puede sobreponerse a través de su actitud ante circunstancias adversas.   La felicidad no depende de las circunstancias externas sino de la actitud interna.   Si observas los hechos externos no dependen  de ti, por el contrario, la actitud que adoptas ante ello sí que depende únicamente de ti.   La actitud se trabaja de una forma consciente a través de una decisión .   Tener una actitud pesimista, derrotista y de fracaso  te conduce de una forma inevitable al pensamiento negativo, al dolor y al sufrimiento. O por el contrario, puedes adoptar una actitud positiva, alegre, entusiasta y enérgica lo que te conduce a la ilusión, la conexión con el presente, la felicidad y el éxito.   Cuando nos dejamos llevar por un sentimiento que nos hace ser infelices simplemente es por la  actitud que hemos adoptado ante la experiencia.   Las personas roñosas sufren porque consideran que no tienen lo suficiente para ser felices y se enfocan en compararse con los demás.   Las personas envidiosas se enfadan o entristecen ante el bien ajeno.   Las personas impacientes no saben esperar a que las cosas sigan su curso.   Tu actitud es el 80%  de lo que vives en una experiencia. Identifica tus virtudes y también tus defectos, para poder observar qué ocurre cuando tienes uno u otro sentimiento, mira qué ves, qué oyes, qué sientes cuando tienes esa emoción o sentimiento,  observa que haces, cómo lo haces, observa sin opinar pregúntate, qué significado tiene para ti esa emoción o sentimiento y después pregúntate: ¿Qué podría hacer para que la situación hubiese sido de otra manera?   Recuerda que tú puedes llegar a ser la mejor versión de ti mismo.   y ahora ¿Qué actitud vas a tomar para hacer de tu día el mejor día de la semana?   Pasa a la acción y haz de tu día ¡Algo extraordinario!. www.isabelgarzon.com