Jaca recupera el espíritu medieval en la víspera del Primer Viernes de Mayo

Jaca vivía este jueves una intensa víspera de su fiesta más importante, el Primer Viernes de Mayo. Por la mañana, los representantes de la Hermandad del Primer Viernes de Mayo acudían al colegio Escuelas Pías, para cerrar el recorrido que han realizado por los distintos centros escolares con el objetivo de dar a conocer la fiesta e inculcar la tradición a los más pequeños.

Posteriormente, tenía lugar el acto religioso en el monasterio de San Juan de la Peña, a donde se desplazaban autoridades y representantes de los distintos cortejos y escuadras de la hermandad. La ofrenda floral en memoria del Conde Aznar Galíndez es, cada año, uno de los actos más emblemáticos de la programación en torno al Primer Viernes de Mayo.

En Jaca, mientras tanto, salía la comparsa de gigantes y cabezudos, con la Charanga Os Mozés, para animar las calles y la hermandad procedía al reparto de tortas entre sus socios, otra de las tradiciones de esta jornada. Por la tarde, la apertura del mercado medieval y las danzas medievales en la Plaza de la Catedral animaban el ambiente, acompañados de Los Gaiters de Chaca y Los Músicos de la Solana.

Cerraba la jornada el acto institucional de la hermandad, donde, cada año, reciben las escarapelas y las metopas los miembros que cumplen 10, 25 o 50 años desfilando. Además, se hacía entrega de una plaza conmemorativa para reconocer los servicios prestados a los miembros que han dejado la Junta de Gobierno de la Hermandad del Primer Viernes de Mayo tras años de trabajo en la misma, por su dedicación a la fiesta. En este caso, recibían este reconocimiento  Alfonso Gracia Rapún (Conde Aznar durante 40 años y miembro de la Junta de Gobierno desde 1981 hasta 2015), María Teresa Fatás Diés (Abanderada de las Artesanas y miembro de la Junta de Gobierno desde 1989 hasta el año 2015) y Ricardo Palacín Pueyo  (Abanderado de las Artesanos y miembro de la Junta de Gobierno desde 1996 hasta el año 2014).

El distintivo de plata recaía en Fran Aísa (Síndico de año 2016) y Juan Lacasa Díaz y Paz Lacasa Díaz. Como homenajeado de este 2017, la Hermandad del Primer Viernes de Mayo otorgaba su metopa y distintivo de plata a la Banda Municipal de Música Santa Orosia, cuando se cumple la 25 edición (ininterrumpidamente) del concierto en el acto institucional que la Hermandad del Primer Viernes de Mayo celebra todos los años el víspera de la fiesta.

Por último, el presidente de la Hermandad del Primer Viernes de Mayo, Francisco José Arbués, tenía un recuerdo, en su nombre y en el del alcalde de Jaca, Juan Manuel Ramón, en representación del Ayuntamiento, para Manuel Giménez Abad, asesinado por la banda terrorista ETA hace 16 años.

En el transcurso del acto, cargado de emoción, y en el que también participaba el que fuera primer presidente de la Hermandad del Primer Viernes de Mayo, Lorenzo Echeto, y la concejala Susana Lacasa, en representación del Ayuntamiento, se pudo visualizar el vídeo que se llevó a Madrid con motivo de la presencia de Jaca en Fitur, y se disfrutó del concierto de la Banda de Música Santa Orosia, para finalizar con el reparto de vino y tortas entre los asistentes.

Rebeca Ruiz