Homenaje a la miliciana Elisa García Sáez

Vecinos de Sariñena celebraban el pasado 14 de abril, día de la conmemoración de la II República,  un acto en el cementerio de Sariñena en homenaje a la miliciana Elisa García Sáez, enterrada en el cementerio de Sariñena.

Por sexto año consecutivo, se celebraba este acto de recuerdo y homenaje donde Joaquín Ruíz, promotor de la iniciativa, dedicaba unas palabras en honor a la miliciana, que nació el 22 de septiembre de 1916 en Cataluña, en su juventud fue militante activa del sindicato UGT y a los 19 años no dudo en coger el fusil y partir al frente de Aragón en una columna de la CNT.

Elisa García Saez murió en el hospital de Sariñena (Huesca) el 24 de agosto de 1936 a los 19 años. Pocos días antes había sido herida por las armas del ejército de los sublevados fascistas en Tardienta, los Monegros. Muy probablemente Elisa fue la primera miliciana barcelonesa asesinada durante la guerra civil, por lo que parece que la noticia de su fallecimiento trastornó la sociedad más implicada políticamente al lado de la revolución de la ciudad y de Sant Andreu de Palomar, donde probablemente nació y donde vivió y desarrolló su corta vida familiar, laboral, social y política.